El artista plástico y docente Lido Iacopetti, nacido en San Nicolás y radicado en La Plata, fue declarado Ciudadano Ilustre de la provincia de Buenos Aires, informaron hoy fuentes legislativas.

La iniciativa partió del diputado provincial por Cambio Federal, Guillermo Bardón, quien argumentó que “este reconocimiento para Lido Iacopetti no solo apunta a valorar la obra artística, sino que busca reivindicar a un autor revolucionario que logró que el arte y la cultura llegue al pueblo, única manera de que se transforme en herramienta liberadora”.

“Lido es uno de los abanderados de esta idea y esta distinción es un aporte más para que su obra trascienda y su arte continúe llegando al pueblo. Distinguir a Lido es potenciar la cultura y el lugar destacado que artistas como él deben tener en la sociedad”, indicó.

Nacido en 1936 en San Nicolás de los Arroyos, provincia de Buenos Aires, Iacopetti estudió en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata con maestros como Héctor Cartier, Martínez Solimán y Ángel Osvaldo Nessi.

En 1966 se graduó en el profesorado de Historia de las Artes Plásticas, ejerciendo la docencia y la actividad plástica desde comienzos de la década del setenta.

A principios de los 70. Iacopetti exponía sus obras en comercios, escuelas, bares o cualquier espacio de la vía pública porque su objetivo era que su obra llegara al ciudadano común y que no quedase encerrada en un público selecto.

Además, tiene un fuerte compromiso social plasmado en la donación de cuadros y en la realización de almanaques con obras de su autoría que, desde hace más de 30 años, viene confeccionando con el fin de comercializarlos para recaudar fondos para la Casa Cuna de La Plata.

Su obra fue declarada de interés provincial por la Honorable Cámara de Diputados bonaerense en el año 2000, y en 2015 fue nombrado “Pintor Popular de la Ciudad de La Plata” por el Concejo Deliberante.

En 2018, el Colegio Nacional de La Plata inauguró el espacio de Arte que lleva su nombre, en homenaje a su trayectoria artística y a su desempeño como docente de esa institución.

Fue allí donde contribuyó a la enseñanza de más de 10.000 alumnos.

"Siempre impartí la cultura del trabajo, la creatividad, el amor, la solidaridad. Siempre fui un compañero de mis alumnos. Todas las clases intenté que se fueran con algún concepto, con alguna experiencia para la vida y yo aprendía con ellos”, dijo en aquella ocasión. (Télam)