El Archivo General de la Nación (AGN) nació como Archivo de la Provincia de Buenos Aires el 28 de agosto de 1821, y fue recién a finales del siglo XIX que comenzó a incluir documentos de todas las regiones.

"El trabajo de archivo nace con un objetivo historicista dado que buscaba garantizar las fuentes para la Historia nacional. En este origen, el acceso fue restringido; la idea de que todo el mundo puede acceder a los archivos es posterior. El trabajo más técnico y profesionalizado comenzó ya bastante entrado el siglo XX", dijo a Télam Rocío Caldentey, jefa del Departamento de Documentos Fotográficos del AGN, perteneciente al Ministerio del Interior.

El material que constituye al archivo está compuesto, principalmente, por documentos producidos por el Poder Ejecutivo nacional, como documentación de los ministerios, secretarías, direcciones: documentación administrativa.

"Por ello, el acervo documental que se conformó, salvo excepciones, son los registros que al Estado le pareció importante generar y conservar sobre las actividades del propio Estado", explicó Caldentey.

Además, con el tiempo, se sumaron archivos privados.

El Archivo parará a funcionar en un edificio construido en la excárcel de Caseros, en el barrio porteño de Parque Patricios, pero parte de los archivos permanecerán al menos por un tiempo en la sede de Alem 246 y otros en la de Paseo Colón, que custodia aproximadamente 15 mil metros lineales de comunicación, indicó Caldentey.

Desde el inicio de la pandemia se encuentra restringido el acceso al público de forma presencial.

"Quienes quieran consultar se deben comunicar con el área de comunicación y, dependiendo del tipo de búsqueda que estén haciendo, es la respuesta que se les está dando", informó la archivista. (Télam)