El abogado Carlos Nicolás Escandar prestó juramento hoy como el primer “defensor público de víctimas”, función que desempeñará con asiento en la provincia de Salta y como parte de la Defensoría General de la Nación.

La ceremonia se realizó este mediodía en forma virtual, con la intervención de la Defensora General de la Nación Stella Maris Martínez, quien en su discurso previo al juramento calificó de “día histórico” porque se trata de “una figura pionera que no existe en los sistemas de justicia de ninguna provincia ni en ningún otro lugar de Hispanoamérica”.

Según un comunicado de la oficina de Prensa y Difusión de la Defensoría General de la Nación, en la ocasión Martínez remarcó que “desde hace tiempo se reclamó la presencia activa de las víctimas en los procesos penales, a quienes por mucho tiempo se les asignó un rol de objetos de prueba”.

“Las víctimas más vulnerables que no podían pagar un abogado normalmente no eran escuchadas, eran ignoradas, no se las tenía en cuenta” y “esta nueva figura tiene una misión fundacional en la ampliación de los derechos de las víctimas y en favorecer su acceso a la justicia", señaló Martínez.

La defensora general de la nación recordó que “hace muchos años que tenemos patrocinio” para ciertos delitos “pero la figura del defensor de víctimas es mucho más fuerte” porque “habrá una experticia mayor en el tema; deberán formar una jurisprudencia y una práctica que aún no existe, porque no teníamos defensores especializados en la temática”.

El documento expuso que tanto Escandar como “los próximos/as que asuman las mismas funciones en las 22 provincias restantes y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), a medida que el Senado de la Nación apruebe los pliegos y el Poder Ejecutivo dicte los decretos designación, cumplirán un rol jurídico y social de relevancia al garantizar el acceso a la justicia de aquellas personas que sean víctimas de delito y se vean limitadas de ejercer sus derechos en razón de su carencia de medios o por poseer alguna otra condición de vulnerabilidad”. (Télam)