El 85% de los estudiantes de América Latina y del Caribe manifestaron sentir "apertura hacia la diversidad" y que perseveran y se autoregulan para cumplir con sus obligaciones escolares, mientras que el 55% expresó que siempre o casi siempre se ponen en el lugar del otro o valoran puntos de vista diferentes al propio, de acuerdo a los datos de las evaluaciones ERCE de la Unesco.

Los resultados de la pesquisa sobre habilidades socioemocionales en estudiantes de sexto grado de las pruebas realizadas en el 2019, destacan que los estudiantes de Cuba (93%) y Costa Rica (92%) son los que poseen los más altos índices en la región respecto a su apertura a la diversidad.

Las evaluaciones, complemento de las pruebas de evaluación sobre los conocimientos en Lengua, Matemáticas y Ciencias que arrojó pisos históricamente bajos para la Argentina, se efectuaron antes del inicio de la pandemia en 16 países de la región.

El 85% de las respuestas entregadas por las y los estudiantes evidencian una actitud positiva de apertura a la diversidad, es decir, el grado en el que los estudiantes perciben o anticipan que son capaces de aceptar, tolerar y de establecer vínculos con quienes son diferentes a ellos.

Otra de las habilidades evaluadas fue la autorregulación escolar, que buscó medir la capacidad de las y los estudiantes para regular sus emociones, pensamientos y comportamientos durante la experiencia de aprendizaje y perseverar hacia el logro deseado.

En este aspecto el 74% de las respuestas fueron positivas y si bien la variación en las respuestas entre los países es pequeña, los estudiantes de Cuba informaron niveles más altos de autorregulación escolar (87% de respuestas positivas), mientras que los estudiantes de Brasil reportaron niveles menos elevados (57% de respuestas positivas).

Click to enlarge
A fallback.

En empatía, capacidad para reconocer la perspectiva de otro, tanto en un sentido cognitivo, como emocional, el 55% del total de respuestas de las y los estudiantes de la región fueron positivas.

En este punto “varias veces” o “casi siempre o siempre” declararon sentir tristeza cuando un compañero no tiene nadie con quien jugar, o que tratan de ayudar a un compañero en problemas, aunque no sea su amigo.

Las y los alumnos cubanos son quienes, en promedio, informaron niveles de empatía más altos que la media regional (70% de respuestas positivas).

Claudia Uribe, directora de la Oreal/Unesco de Santiago de Chile , destacó que “las habilidades que midió el ERCE 2019 son parte de un conjunto de habilidades socioemocionales que hoy sabemos que son esenciales para el desarrollo personal y para el desempeño y convivencia en la escuela y en todos los demás ámbitos de la vida”. (Télam)