La diabetes afecta a más de 1 de cada 10 argentinos y aproximadamente 4 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 presentan enfermedad cardiovascular, principalmente de tipo aterosclerótica, y enfermedad renal crónica, informó la Federación Argentina de Cardiología (FAC).

A nivel mundial, se calcula que más del 90% de los casos son de diabetes tipo 2, que se asocian con sobrepeso, obesidad, edad avanzada y antecedentes familiares.

Según señalaron, es una enfermedad crónica silenciosa que puede pasar años inadvertida, y se estima que el 45% de las personas con diabetes no tiene diagnóstico y que, en su mayoría, tienen diabetes tipo 2.

De acuerdo con estudios observacionales realizados en el país, aproximadamente 4 de cada 10 personas con diabetes tipo 2 presentan enfermedad cardiovascular, principalmente de tipo aterosclerótica, y enfermedad renal crónica.

A pesar de su elevado riesgo, solo la mitad alcanza un óptimo control metabólico y menos del 20% logra un adecuado control de todos los factores de riesgo cardiovascular en forma conjunta, remarcaron.

"Históricamente, había una mirada glucocéntrica, centrada únicamente en el control de la glucemia como único objetivo terapéutico de la diabetes", indicó la FAC.

Sin embargo, subrayó que, aunque el control de los niveles de glucosa en sangre es indispensable, "los especialistas destacan la necesidad realizar un abordaje más integral, atendiendo también aspectos vinculados con factores de riesgo cardiovascular y renal".

En ese contexto, la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), la Sociedad Argentina de Lípidos (SAL), la Federación Argentina de Cardiología (FAC) y la Sociedad Argentina de Nefrología (SAN) presentaron un documento elaborado en conjunto donde destacan la necesidad del manejo del riesgo cardiovascular asociado a las personas con diabetes tipo 2.

"Actualmente aún nos encontramos con una escasa implementación de las terapias para la diabetes que demostraron beneficio cardiovascular en el paciente con diabetes tipo 2", sostuvo el doctor Sergio Giménez, Asesor Científico del Comité de Obesidad y Diabetes de la FAC.

Añadió que "las cifras son muy bajas en estos pacientes que pueden sufrir complicaciones cardiovasculares y que deberíamos tratar de retrasar o prevenir desde el primer momento". (Télam)