Un sismo de una magnitud de siete sacudió este miércoles la isla de Luzón en Filipinas, mató al menos a dos personas e hirió a unas 30 más, dijeron funcionarios gubernamentales. El Consejo Nacional de Gestión y Reducción del Riesgo de Desastres confirmó la muerte de una persona en la provincia de Benguet, en el norte de Filipinas, mientras que la gobernadora de la provincia de Abra, Jocelyn Bernos, dijo que un hombre de 25 años también murió luego de ser atrapado por una losa de concreto en la ciudad de Bangued.

Las autoridades locales de Benguet también informaron que al menos cinco personas resultaron heridas en la provincia, mientras que Bernos, en una entrevista de radio, manifestó que al menos 25 personas resultaron levemente heridas por el terremoto.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (PHIVOLCS, siglas en inglés) dijo que un terremoto de magnitud 7 sacudió la provincia de Abra, en el norte de Filipinas, a las 08:43 hora local (00:43 GMT).

En un primer momento el instituto informó que la magnitud era 7,3 y el epicentro había sido la ciudad de Lagangilang, pero un informe actualizado cambió el epicentro a la ciudad de Tayum y agregó que el sismo se produjo a una profundidad de 17 kilómetros. El temblor se sintió en muchas áreas de la isla principal de Luzón, incluida Metro Manila, donde los edificios de gran altura se balancearon y el transporte ferroviario suspendió la operación.

También se sintió en muchas provincias, incluidas Ilocos Sur, Pangasinan, Nueva Vizcaya, Bulacan, Laguna y Cavite; mientras que en la región de la capital, los empleados de las oficinas, incluida la del palacio presidencial, salieron corriendo de los edificios.

El alcalde de la ciudad de La Paz en la provincia de Abra, Joseph Bernos, declaró que el sismo dañó muchas casas, edificios e infraestructura de concreto en la provincia. "Recibí informes de que hubo daños masivos en nuestra provincia", dijo en una entrevista radial, y agregó que algunos edificios de la Universidad de Abra también sufrieron daños.

El temblor también causó daños a estructuras centenarias en la ciudad de Vigan, en la provincia de Ilocos Sur, un destino turístico conocido por su arquitectura colonial española y asiática preservada en la costa oeste de la isla de Luzón. Un funcionario local de desastres de la ciudad de Baguio, también en el norte de Filipinas, manifestó que la ruta de Kennon, una carretera principal que conecta la ciudad con Manila, estaba cerrada mientras se evaluaban los daños.

El presidente programó una recorrida por la zona de desastre El presidente de Filipinas, Ferdinand Romualdez Marcos, tiene previsto visitar la región devastada este mismo miércoles, sostuvo su secretaria de prensa, Rose Beatrix Cruz-Angeles. El jefe de PHIVOLCS, Renato Solidum, advirtió que el terremoto desencadenaría réplicas y podría causar daños como deslizamientos de tierra e instó a la gente y a los funcionarios gubernamentales locales a estar atentos.

"Asegúrense de inspeccionar los edificios en busca de grietas y estén atentos a los deslizamientos de tierra, especialmente cuando llueve", precisó en una conferencia de prensa.. En el Anillo de Fuego del Pacífico.

Filipinas tiene actividad sísmica frecuente debido a su ubicación a lo largo del "Anillo de Fuego" del Pacífico, sigue el informe de la agencia Xinhua. El 16 de julio de 1990, el norte de Luzón fue sacudido por un terremoto de magnitud 7,8 que provocó una ruptura del suelo de 125 km de largo que se extendía desde la provincia de Aurora hasta Nueva Vizcaya. Unas 1.200 personas murieron y decenas de edificios y casas resultaron averiadas. Xinhua-NA. NA