Un incendio forestal en el norte del estado de California, en Estados Unidos, activo desde el viernes, dejó al menos dos muertos tras arrasar 22.257 hectáreas y provocar una alerta roja que afecta ya a más de dos millones de personas, se informó hoy oficialmente.

Las dos víctimas fueron encontradas en un automóvil sobre las 10 de la mañana (hora local) junto a la autopista 96, según un comunicado del alguacil del condado de Siskiyou, precisó la agencia DPA.

"Creemos que estaban tratando de proceder a la evacuación", señalo la portavoz de la oficina, Courtney Kreider.

Al menos una docena de viviendas se quemaron desde que se declaró el incendio el viernes por la noche en el Bosque Nacional Klamath, cerca de la frontera entre California y Oregón, lo que obligó a ordenar la evacuación de unos 2.000 habitantes.

En el operativo participaban un total de 650 personas, quienes trabajaban para apagar el fuego, de acuerdo con el Grupo Nacional de Coordinación de Incendios Forestales.

Las altas temperaturas en el norte de California y el noroeste del Pacífico provocaron inestabilidad en la atmósfera que puede desencadenar tormentas eléctricas esporádicas, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

"Estas condiciones pueden ser extremadamente peligrosas para los bomberos, ya que los vientos pueden ser erráticos y extremadamente fuertes, lo que hace que el fuego se propague en cualquier dirección", afirmaron funcionarios del servicio forestal de Estados Unidos a través de un comunicado de prensa. (Télam)