Un hombre y su hijo permanecen detenidos acusados de protagonizar un ataque homofóbico en perjuicio de un profesor de baile, al que le rompieron una pierna con un palo, en un barrio de la capital salteña, lo que generó un repudio generalizado en Salta.

“Yo espero que se haga justicia. Los agresores viven pegados a mi casa, y lo que más quiero es vivir en paz, porque hace más de 17 años que ellos me acosan, a mí y a mi familia”, dijo a Télam Roberto Tito Costilla, el joven profesor de baile que fue atacado en la madrugada del domingo pasado.

El hecho ocurrió cuando Costilla, de 27 años, regresaba a su casa, en el barrio Docente Sur, de la capital salteña, y fue abordado por sus vecinos de la casa lindera, padre e hijo, quienes lo atacaron a golpes con un palo y le provocaron la fractura de tibia y peroné de una de sus piernas.

“Creo que tarde, pero ya es momento que la justicia nos ayude y que paguen por todo lo que han hecho durante estos 17 años, por el daño que me han causado y por esto que me han hecho ahora”, manifestó la víctima.

Costilla afirmó que los médicos le dijeron que tiene "fractura de tibia y peroné, y que por suerte no se ven afectados el tobillo ni la rodilla, pero me va a tomar seis meses recuperarme, con una intervención quirúrgica de por medio, y con rehabilitación de fisioterapia”.

“En seis meses voy a estar con mi pierna recuperada y voy a poder volver a la normalidad”, dijo, y agregó que se siente “esperanzado”, porque sabe que volverá a bailar.

Click to enlarge
A fallback.

Sobre su aspecto emocional comentó que ya está en su casa, “bien y tranquilo” además de “súper contenido con el amor” de la familia, amigos y alumnos, y destacó que se encuentra con su mente “en positivo, enfocado en el tema de mi rehabilitación y de poder volver a bailar”.

Hoy, fuentes judiciales informaron que tras un allanamiento, solicitado este lunes por la Fiscalía Penal 3, a cargo de Horacio Córdoba Mazuranic, y ordenado por el juez de Garantías 2, Ignacio Colombo, fueron detenidos los agresores, padre e hijo, en el marco de una denuncia por un ataque homofóbico a un joven.

Los dos fueron acusados provisoriamente del delito de lesiones graves calificadas por odio a la orientación sexual.

Ante este hecho, y encontrándose detenidos, hoy se concretó la audiencia de control de legalidad de la detención de F.P.U. y F.L.P.U., tal como los identificó el Poder Judicial a los atacantes, quienes luego fueron conducidos a la fiscalía actuante, donde se les hará conocer la imputación dictada en su contra.

En la misma causa, la madre, la hermana y el joven detenido fueron acusados de amenazas, mientras que la madre, por su parte, fue acusada también por el delito de amenazas con arma y una quinta persona fue imputada del delito de lesiones graves calificadas por odio a la orientación sexual.

Los voceros explicaron que estas imputaciones efectuadas por la fiscal actuante también son provisorias.

La denuncia fue radicada por el padre del joven agredido, quien aseguró que el domingo pasado, en horas de la madrugada, recibió una llamada de su hijo, que le solicitaba asistencia, ya que lo habían atacado y tenía la pierna rota.

El hombre dijo que salió en auxilio del joven, pero que, en ese momento, tanto él como su esposa fueron atacados por sus vecinos, a quienes señaló como causantes del ataque anterior.

Costilla agregó que la problemática con los acusados tiene lugar desde hace mucho tiempo.

En tanto, la delegación Salta del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) manifestó su profundo repudio y preocupación por los hechos ocurridos durante el fin de semana, en los que un profesor de baile resultó salvajemente atacado por un grupo de vecinos por su orientación sexual.

Desde el organismo expresaron su “preocupación por los hechos de violencia ocurridos en la provincia”, e informaron que se pusieron en contacto con la víctima, quien posee distinciones nacionales en certámenes de bachata, para ponerse a disposición y acompañarlo en la radicación de la denuncia.

"Entendemos que no se trata de un hecho aislado, sino de una práctica sistemática de odio que los colectivos de diversidad sexual viven y padecen de manera cotidiana", expresó el comunicado de la delegación.

Desde el Inadi agregaron que ven "con gran preocupación la desidia por parte de la policía de la provincia y el sistema judicial, que en más de una oportunidad han recibido denuncias por parte del profesor, sin tomar medidas".

“Resulta urgente impulsar medidas tendientes a garantizar el acceso a la justicia y el trato digno en las comisarias, que garanticen la protección por parte de la población LGTBIQ ante estos delitos de odio”, concluye el comunicado.

Por su parte, los miembros del Instituto Jurídico con Perspectiva de Género del Colegio de Abogados y Procuradores de Salta hicieron público su repudio al ataque lamentable en razón a la orientación sexual recibido por el bailarín.

“Es importante remarcar que este tipo de atentados nos retrasa como sociedad salteña, representando una grave vulneración contra la conquista de derechos ya adquiridos por el movimiento LGBTTIQ+ a favor de todos sus miembros”, indicaron. (Télam)