Doce personas murieron hoy en los suburbios de Erbil, al norte de Irak, a raíz de las inundaciones provocadas por lluvias torrenciales.

El gobernador de esa provincia, Omid Kohshnaw, informó esta tarde en conferencia de prensa, que entre las víctimas se encontraban dos ciudadanos filipinos, uno turco y un bebé de diez meses.

"Las inundaciones comenzaron a las 04H00 y entre las víctimas hay mujeres y niños", esencialmente en barrios populares ubicados al este de la ciudad de Erbil (capital de la provincia del mismo nombre), precisó el mandatario, que habló de "importantes daños materiales".

Cuatro miembros del equipo de protección civil que acudió al rescate de los residentes, resultaron heridos cuando su coche fue arrastrado por las aguas, agregó.

Según la agencia de noticias AFP, un portavoz de protección civil de Erbil, Sarkawt Karach, indicó que entre las personas muertas "una fue alcanzada por un rayo y otras se ahogaron en sus casas".

Por otro lado, en las afueras de Erbil, un reportero de AFP vio torrentes de agua fangosa que atravesaban las carreteras y varias familias tuvieron que dejar sus casas.

Click to enlarge
A fallback.

A lo largo de algunas carreteras, autobuses, camiones y camiones cisterna fueron arrastrados por el agua y quedaron tirados en la banquina.

El gobernador de Erbil pidió a los habitantes que permanezcan en sus casas y aseguró que se esperan nuevas lluvias.

"Las fuerzas de seguridad y de la policía están en estado de alerta, así como los equipos médicos y de protección civil y los municipios de la zona", detalló. (Télam)