La comunidad de Moisés Ville distinguió hoy como "personalidad destacada" a la vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Tarlovsky de Roisinblit, quien nació hace 102 años en esa localidad del noroeste santafesino, en un acto encabezado por el presidente comunal Gustavo Barceló.

En el decreto del jefe comunal se destaca que Roisinblit "merece un reconocimiento en vida por su vasta trayectoria en le defensa de los Derechos Humanos y la lucha contra la dictadura militar" y que "resulta necesario mantener en plena vigencia los principios de Memoria, Verdad y Justicia, banderas siempre defendidas por Abuelas de Plaza de Mayo.

La distinción fue recibida en nombre de su abuela por Guillermo Pérez Roisinblit, nieto recuperado número 68 e hijo de Patricia Roisinblit y Manuel Pérez Rojos, ambos desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

El acto formó parte de la 17ma. edición de la Fiesta Provincial "Cuna de Integración Cultural”, que destaca a Moisés Ville por su rica tradición al ser la primera colonia agrícola organizada poblada por judíos.

Anteriormente, los organizadores del homenaje y Pérez Roisinblit recorrieron las instalaciones de la Escuela Fiscal número 462 Joaquín V. González, que también homenajeará a Rosa poniéndole su nombre a uno de los patios.

Rosa nació en Moisés Ville en 1919, obtuvo su título de obstétrica en la Universidad Nacional de Rosario y en 1951 se casó en Buenos Aires con Benjamín Roisinblit, con quien tuvieron a su única hija, Patricia Julia.

Click to enlarge
A fallback.

Patricia estaba embarazada de ocho meses y tenía una hija de 15 meses, Mariana Eva Pérez, cuando fue secuestrada en 1978 junto a su compañero Manuel Pérez Rojo, por lo que dio a luz a un varón mientras estaba cautiva en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el 15 de noviembre de ese año.

Guillermo, que fue apropiado por una familia que lo educó en la fe católica, recuperó su verdadera identidad en 2000, gracias a la tarea de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, donde su abuela se desempeñó como tesorera desde 1981 hasta 1989, para pasar luego a ser su vicepresidenta.

La comunidad de Moisés Ville, situada a 520 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires y a 177 kilómetros al noroeste de la capital santafesina, resolvió otorgarle su máxima distinción a Roisinblit por su incansable búsqueda de nietos apropiados durante la última dictadura cívico militar, que continuó de la misma forma tras hallar a su nieto.

Moisés Ville mantiene viva la cultura judía del este europeo que se instaló con la llegada de 136 familias provenientes de aldeas de la región de Podolia que desembarcaron el 14 de agosto de 1889 en el puerto de Buenos Aires, dejando atrás los pogroms de la Rusia zarista para empezar una vida agrícola en una Argentina abierta a una inmigración que buscaba paz y un futuro promisorio para sus hijos. (Télam)