Un total de 300 adolescentes, la mayoría de ellos menores de edad, fueron dispersados de la plaza de la ciudad jujeña de Libertador General San Martín debido a que no respetaban las medidas de prevención por la pandemia del coronavirus, informaron fuentes policiales.

El procedimiento estuvo a cargo de personal de la Unidad Regional 4 al tomar conocimiento de que un grupo de estudiantes de un colegio secundario había acudido a una plaza para "escuchar música, bailar y no respetar las recomendaciones para evitar los contagios, como el uso del barbijo o el distanciamiento social", precisaron las fuentes.

Tras ser invitados a despejar el espacio público, la policía labró actas de infracción, secuestró el equipo de música y una camioneta con dos parlantes y demoró a dos personas.

El Departamento de la Policía de la provincia elevó el expediente al Juzgado Contravencional para iniciar una investigación y la aplicación de la multa correspondiente.

El decreto acuerdo 2075-G/2020, firmado por el gobernador Gerardo Morales, establece la prohibición de eventos en espacios públicos y/o privados, abiertos y/o cerrados, que implique cualquier tipo de bailes o danzas por parte de los concurrentes.

Además, desde el martes pasado rige en Jujuy la restricción para circular de 2 a 6 en toda la provincia, mientras que los locales gastronómicos y de actividad nocturna funcionan hasta la 1 de la madrugada, como una medida preventiva frente a la pandemia del coronavirus. (Télam)