Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) desarrollaron un detector de neutrones y radiación gamma, apto para localizar, mediante escaneo no intrusivo, material nuclear y residuos radiactivos que están en situación de tráfico ilegal, informaron hoy.

La tecnología patentada permite la detección de neutrones y radiación gamma por efecto Cherenkov y puede ser utilizada para controlar de forma no invasiva y en tiempo real el tráfico ilegal de materiales nucleares especiales (uranio, plutonio) y de residuos radiactivos en portales aduaneros y de tránsito.

"La principal ventaja que tiene nuestro desarrollo respecto a otros detectores es que son de muy bajo costo y que están hechos con materiales de gran disponibilidad que no tienen regulación en el mercado", destacó Jerónimo Blostein, investigador independiente del Conicet en el Departamento de Física de Neutrones del Centro Atómico Bariloche del Instituto Balseiro.

Según el investigador, el detector está compuesto por materiales de baja toxicidad y que contribuyen con el medio ambiente, principalmente en relación con el agua con sal, que incide en el desarrollo de la radiación.

Una de las novedades de este dispositivo es que prescinde del uso del gas Helio-3, elemento escaso y costoso.

El uso de esta tecnología será de gran utilidad para la seguridad en fronteras, ya que permite el escaneo no intrusivo y en tiempo real de contenedores, vehículos y cargamentos y una mejor detección del tráfico ilegal de material fisionable y del uso malicioso de materiales radioactivos, agregó un comunicado del Conicet.

Blostein indicó que, con el desarrollo de esta investigación, es necesario el diseño de un prototipo industrial del detector, para que pueda ser un producto de "mayor escala".

La tecnología desarrollada es una adaptación de los detectores que están instalados en el Observatorio Pierre Auger en Malargüe, Mendoza, utilizado para la captura de rayos cósmicos.

"Nosotros adaptamos esta tecnología, previamente desarrollada con otro objetivo, para que sea capaz de detectar neutrones y radiación gamma. La tecnología ya está funcionando desde hace tiempo, lo cual da cuenta de que hay bastante conocimiento al respecto y que sólo falta el prototipo industrial" afirmó el investigador. (Télam)