El director del Planetario de la Universidad Nacional de La Plata, Diego Bagú, consideró hoy que la llegada a Marte de la nave espacial Mars 2020 de la NASA, con el rover Perseverance y el helicóptero Ingenuity Mars "es un hito clave en la historia espacial" ya que dejará "una huella imborrable para lo que vendrá", en alusión a la búsqueda de rastros de vida en el planeta rojo.

"Es el robot más increíble que se ha mandado al espacio. Esto es histórico, marca un hito clave, es de esos hechos que uno marca en una línea de tiempo porque dejará una huella imborrable para lo que viene", afirmó a Télam Bagú.

Insistió que "es un hito en la historia espacial, es clave porque es el Rover más grande (enviado hasta ahora) y porque buscará huellas, rastros de vida".

"Es más grande que el Rover que se envió en el 2012, es más pesado, tiene más cámaras, más instrumentos para investigación", detalló.

Bagú recordó que el Rover enviado ese año "tenía por objetivo analizar cuán factible había sido albergar vida en Marte, desde lo medioambiental".

"El Perseverance tiene por objetivo rastrear si hubo vida, detectar microorganismos, algo que al día de hoy no sabemos que haya existido", puntualizó.

Destacó que se descubrió "un delta solidificado en Marte, que fue un lago que estuvo alimentado por un rio y el Perseverance va a indagar en esa zona".

El Perseverance, que tiene el tamaño de un automóvil pequeño, descendió hoy en el lecho de un lago seco en el interior del cráter Jezero, en el norte marciano.

Mientras el Rover enviado en el 2012 pulverizaba rocas; el Perseverance "va a extraer la roca sólida y va a encapsularlas en cartucho, dejándolas en el suelo de Marte con la idea que en el futuro, 2023-2024 vaya otra nave y sea la que recolecte esas muestras, y luego otra nave traerá esas muestras a la Tierra". (Télam)