Valentina Cuello, la alumna de 17 años que había sufrido importantes quemaduras por la explosión de un experimento en una clase de Química en un colegio de Córdoba, fue dada de alta luego de permanecer internada desde el 6 de septiembre pasado, y agradeció a los médicos de que le salvaran la vida.

La joven estuvo internada 78 días en el Instituto del Quemado de la capital provincial, pasó varias veces por el quirófano y seguirá en los próximos meses bajo tratamiento médico para continuar con las curaciones.

“Terminó la espera, nos vamos a casa que es lo que ella quería”, dijo Daniel Cuello, su papá, a Canal 12 de Córdoba, medio para el que trabaja como camarógrafo.

La joven, por su parte, agradeció a los médicos y aseguró: “Me salvaron la vida”.

“Tengo todo un futuro, quiero seguir. No iba a bajar los brazos. A mi tiempo, con paciencia. Con cambios en el cuerpo que tengo que asumir y respetar. Nada me impide seguir”, aseguró la alumna.

El incidente ocurrió cuando los alumnos de sexto año estaban en el laboratorio del colegio Cristo Rey, en una clase práctica de química y, de acuerdo a lo que se conoce, el experimento generó una combustión y las llamas alcanzaron a tres estudiantes.

Como consecuencia del accidente, la joven Valentina fue internada en la terapia intensiva del Instituto del Quemado de la capital local, con un 12% de quemaduras en su cuerpo que afectaron las vías aéreas, según el último parte médico emitido este mediodía.

En tanto, otro estudiante sufrió quemaduras intermedias y también fue llevado al hospital, donde recibió el alta un día después del accidente. (Télam)