La justicia de la localidad misionera de Oberá dictó hoy la prisión preventiva de los padres de un bebé de 3 meses que fue asesinado a golpes y los imputó por el delito de "homicidio calificado por el vínculo", informaron fuentes judiciales.

Los imputados son una joven de 23 años y un hombre de 32, quienes fueron acusados por el homicidio de su hijo Oscar.

La investigación comenzó a raíz de una versión en redes sociales sobre la venta de un bebé, por lo que la policía inició una investigación de oficio en enero de este año.

Tras identificar a la progenitora, que estaba detenida en averiguación de un robo, la mujer confesó que junto a su concubino habían ocultado el cadáver de su bebé enterrándolo cerca de un arroyo.

Luego la mujer condujo a los policías hasta la orilla del arroyo Barrero, en la picada Lamadrid, en las afueras del Municipio de San Martín, 100 kilómetros al noreste de Posadas, donde encontraron el cuerpo del niño enterrado y envuelto en una manta.

La médica policial dictaminó que el deceso había ocurrido hacía cuatro o cinco días por una "muerte violenta por traumatismo cráneo encefálico gravísimo".

La pareja fue imputada por la jueza Correccional y de Menores de Oberá, Adriana Zajaczkowski, subrogante del Juzgado de Instrucción e de San Vicente.

La imputada fue alojada en la Unidad Penal V de Mujeres de Posadas, en tanto que el hombre fue trasladado a la Unidad Penal VIII de Cerro Azul. (Télam)