Un juez salteño dictó hoy la prisión preventiva del concejal de la localidad de Joaquín V. González y docente, Rubén Waldino Palmero, que permanece detenido desde el 26 de enero pasado y está imputado por tentativa de abuso sexual simple, en perjuicio de un menor de 16 años.

Fuentes judiciales informaron que el juez de Garantías del Distrito Judicial del Sur, de la circunscripción Anta, Sebastián Guzmán Salustros, dictó la prisión preventiva de Palmero, de 46 años.

Además, el magistrado dispuso calificar provisoriamente la conducta desplegada por el imputado como configurativa del delito de abuso sexual simple en grado de tentativa, previsto y reprimido por los artículos 42 y 119, primer párrafo, del Código Penal, en perjuicio de un menor de 16 años.

A la vez, ordenó librar un oficio al jefe de la Unidad Regional 5, para informarle que el concejal del Partido de la Victoria, que está detenido desde el 26 de enero pasado y que preside el Concejo Deliberante de Joaquín V. González, continuará alojado en la Comisaría Seccional 50, a disposición del tribunal.

La causa comenzó con la denuncia del padre de la víctima, realizada el 24 de enero pasado, cuando el joven relató que fue interceptado en la vía pública por Palmero, quien circulaba en una motocicleta sin chapa patente, y le ofreció llevarlo al río Juramento, donde supuestamente estaban sus amigos, pero el menor se negó y siguió caminando.

Según la denuncia, la víctima fue nuevamente interceptado por el acusado en otro sector, donde le propuso llevarlo hasta su domicilio, a lo que el menor accedió y abordó la moto.

No obstante, el acusado se desvió y lo llevó hasta el camino vecinal que conduce al paraje El Algarrobal, donde se bajó del rodado e intentó abusar sexualmente del menor, mientras lo amenazaba con matarlo con un hierro en la mano.

En esas circunstancias, el edil empujó a su víctima contra unas chatarras de autos y, en ese momento, el joven aprovechó para propinarle un golpe con medio ladrillo en la cabeza, lo que generó un forcejeo que permitió al chico escapar del ataque, aunque con lesiones.

Una testigo que se encontraba en la zona con una amiga confirmó el ingreso de la moto con los dos ocupantes al basural, y los posteriores pedidos de auxilio, y una de esas mujeres fue quien alertó a la policía, pero el acusado ya había escapado del predio.

La víctima declaró que no conocía al concejal más que por el saludo cotidiano y que antes de los hechos le había ofrecido un trabajo de desmalezamiento, y agregó que sus amigos le negaron que fueran a juntarse a beber con "el profe" en el río y que cuando éste lo abordó, ya sabía que mentía al respecto.

De acuerdo a las declaraciones recabadas y a las primeras averiguaciones del caso, el edil y docente había mantenido charlas de contenido sexual con otros menores.

Tras la denuncia, Palmero se entregó a la justicia y quedó detenido.

Además de la prisión preventiva, el juez dispuso la inspección ocular del aparato telefónico del imputado y la extracción lógica y física de información que pudiera estar guardada en dicho dispositivo.

Lo resuelto por el magistrado será informado a las partes del proceso y al Concejo Deliberante de la localidad de Joaquín V. González, que está a 260 kilómetros al sudeste de Salta Capital, en el departamento Anta. (Télam)