La Comisión de Salud del Senado le dio hoy dictamen unánime a un proyecto de ley, venido en revisión de Diputados, que instituye el 23 de junio como Día Nacional del Síndrome de Dravet, una encefalopatía epiléptica de grado muy severo que se inicia en el primer año de vida.

Se trata de una epilepsia refractaria muy grave de los niños, que no tiene tratamiento curativo y cuyas convulsiones son muy difíciles de controlar, lo que suele generar un retraso madurativo progresivo.

El presidente de la Comisión de Salud, el oficialista tucumano Pablo Yedlin, explicó que se trata de una de las enfermedades para la cual el tratamiento con cannabis medicinal evidenció “una reducción en la cantidad de crisis”.

“Hay una necesidad de capacitación y control en el tratamiento de estos chicos”, mencionó Yedlin y agregó que la idea es que el asunto pueda ser convertido en ley durante la próxima sesión de la Cámara alta.

El proyecto, que fue sancionado originalmente en Diputados en 2020 y que debería ser convertido en ley antes de febrero del año que viene, busca visibilizar una patología que se produce en uno de cada 16.000 nacimientos.

A su turno, el vicepresidente de la Comisión, el radical jujeño Mario Fiad, llamó a “poner en evidencia la realización de campañas que promoverán el conocimiento, la difusión y la prevención de acciones que deben llevarse a cabo”.

Además, coincidió con Yedlin en que el uso de cannabis medicinal suele ayudar a los pacientes con ese síndrome.

“Hay experiencias que establecen que se fueron reduciendo las posibilidades de la evolución del síndrome con el uso de cannabis medicinal”, mencionó. (Télam)