La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, afirmó que "el Estado debe dar respuestas" a toda víctima de violencia de género y destacó que en el femicidio de Úrsula Bahillo se está investigando "cómo fue el circuito" de pedido de ayuda de la joven.

"Estamos preocupados y ocupados, como está la familia de Úrsula. Y más aún porque pidió ayuda. Estamos viendo cómo es ese circuito porque sabemos que el Estado debe dar respuestas articuladas", sostuvo Díaz en declaraciones a Radio Provincia.

La Ministra precisó que "se planteó una perimetral que se sabe que no sirve cuando hay altísimo riesgo" y destacó que para estos casos "en la Provincia tenemos hogares, tenemos tobilleras que le ponen a los violentos y permite tener tiempo de intervenir".

"Desde el Ministerio se promueve un trabajo descentralizado en mesas locales intersectoriales de violencia donde están todos los actores que intervienen en materia de violencia de género y se les ha asignado recursos para abordar estos casos", afirmó.

Explicó que también están "trabajando desde una perspectiva de género con el Ministerio de Justicia y Seguridad, que preside Julio Alak" y particularmente por el caso de Úrsula Bahillo remarcó que se necesita "un seguimiento de los efectivos desafectados".

Díaz indicó que "el femicida estaba desafectado de la fuerza y ya no contaba con el arma reglamentaria ¿pero quién lo atendía?. Es probable que no se hiciera y esto es parte de los problemas que se deben empezar a dar respuesta con el cambio institucional". (Télam)