Tras detectarse a cuatro santiagueños con Covid-19 positivos que circulaban por la calle, el fiscal del Ministerio Público de Santiago del Estero, Sebastián Robles, consideró a estas actitudes como "una irresponsabilidad extrema que no sabemos cómo describir".

Al hacer un balance del acatamiento de las restricciones, Robles dijo que a pesar de algunos casos puntuales fue "ciertamente positivo" ya que hubo "un fuerte acatamiento".

Durante operativos realizados ayer en la provincia, efectivos policiales sorprendieron en la vía pública a dos automovilistas, un motociclista y el conductor de una camioneta que debían estar cumpliendo el aislamiento obligatorio ya que eran positivos de coronavirus.

"Nos cuesta describirlo", sostuvo hoy el fiscal Robles en declaraciones radiales y explicó que "en estos casos aplicamos la normativa penal por la violación de los artículos 202 y 205".

"Estas personas fueron trasladas al Nodo Tecnológico (en donde funciona un hospital de campaña para Covid-19) para que realicen el aislamiento correspondiente con una custodia policial permanente", añadió.

El fiscal hizo referencia a uno de los casos, al indicar que se trataba de un hombre que fue interceptado en la ciudad Capital y dijo que "iba al supermercado exponiendo a toda la sociedad a un riesgo tremendo, es una locura porque hay que imaginar cuántas personas por día pueden ir a ese mismo supermercado, es inconcebible y no se explica por qué estas personas salieron a circular siendo positivos".

Asimismo explicó los alcances del artículo 202 del Código Penal, el cual sanciona a quien, "a sabiendas de tener una enfermedad contagiosa, se permite la propagación de la misma"; en tanto, el artículo 205 se refiere a la violación de las medidas sanitarias "en este caso no cursar el aislamiento durante 14 días y circular antes de recibir el alta médica".

"La pena por violar el artículo 202 prevé de 3 a 15 años", manifestó Robles y sostuvo que ya "hay antecedentes con juicios abreviados con condenas por violación a las medidas sanitarias en Santiago del Estero", por lo que se trata "caso por caso".

Los casos detectados fueron a través de procedimientos policiales, uno de ellos es cuando se interceptó un automóvil, cuyo conductor de la ciudad Capital andaba de "paseo" y al ingresar sus datos a la aplicación Circulando, se determinó que tenía que estar aislado entre el 13 y 25 de mayo, tras ser caso positivo.

Otro caso se dio en la ciudad de La Banda, donde detuvieron la marcha de un auto Fiat Palio, que era conducido por un hombre de 33 años, quien no pudo justificar su salida y al ingresar sus datos al Circulando, se estableció que era Covid-19 positivo y que tendría que estar aislado entre el 15 y 28 de mayo.

Luego en la ciudad Capital se interceptó una motocicleta, conducida por un vecino de la ciudad Capital de 38 años, quien indicó que regresaba de "visitar y dejar mercadería" a sus hijas, sin embargo en el Circulando indicaba que este hombre tendría que haber estado aislado desde el 13 al 26 de mayo, tras detectarse que es Covid-19 positivo.

El último fue en la ciudad del interior Los Juríes, en donde los policías detuvieron la marcha de una camioneta Toyota Hilux, conducida por un hombre de 59 años, y una vez más no pudo justificar su salida y en la aplicación se señalaba que esta persona debía estar aislado entre el 21 de mayo y el 3 de junio, por ser positivo de coronavirus. (Télam)