La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, destacó hoy la necesidad de implementar "abordajes diferenciales" para tratar los distintos tipos de violencia que se ejercen sobre las mujeres y el trabajo articulado entre el gobierno provincial y los gobiernos locales, informó la cartera.

Así lo expresó Díaz al presentar, junto a la subsecretaria Flavia Delmas, el Informe "Intervenciones Diferenciadas" elaborado por la Subsecretaría de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, que analiza las intervenciones realizadas por la cartera en casos de desapariciones, violencia sexual y pedidos de traslado como estrategia de salida de las violencias en el contexto de la pandemia recepcionados en el 2020.

"Este informe nos propone mirar desde un abordaje metodológico y desde el análisis nuestra práctica para pensar sobre todo las herramientas que tenemos y las articulaciones" señaló Díaz.

Y sostuvo que "el desafío que hay que seguir construyendo es que las iniciativas sean con el conjunto de la provincia, con los gobiernos locales y con otras jurisdicciones".

Delmas agregó que "la claridad política de nuestra ministra nos señala la necesidad de conocer en profundidad las tramas y los mapas de las violencias en la provincia para desarrollar políticas públicas que partan del reconocimiento de este gravísimo problema que anida en nuestra sociedad" .

"Se producen Intervenciones diferenciadas porque hay diferenciaciones de las violencias, tenemos que romper con la creencia presente en muchos abordajes en los que se parte de entender a la violencia de manera indiferenciada y se da respuestas estandarizadas", destacó.

Luego remarcó que "en el informe buscamos distinguir formas de violencias que se encuentran veladas, ocultas y presentar las distintas maneras en que intervenimos".

El informe de Intervenciones Diferenciadas trabajó sobre casi 300 muestras de un total de 2775 casos críticos y de alto riesgo abordados durante el 2020, que pone de manifiesto el rol clave del Estado y del Ministerio de las Mujeres, la cuestión territorial como espacio de intervención, articulación y la resignificación de la implementación de las políticas públicas.

El trabajo estudió 65 situaciones de desapariciones por razones de género, 52 de violencia sexual y 173 solicitudes de traslados y migraciones durante la pandemia, todos abordados por la Dirección de Intervención en Situaciones de Alto Riesgo y Casos Críticos, de la Dirección Provincial de Casos Críticos y Alto Riesgo.

Los hechos ocurrieron en 28 municipios y la mayor parte en La Plata (11), Florencio Varela (7), José C. Paz (5), Lomas de Zamora, Pilar y San Isidro (3).

En cuanto al vínculo con quien ejerció la agresión, en la mitad de los casos está dado por la pareja (22) y la ex pareja (6), y los meses más dramáticos fueron abril (9) y octubre (10), mientras que marzo, mayo, agosto y noviembre tuvieron una frecuencia similar (7 casos cada mes), en el resto de los meses se observa un leve descenso.

De los 52 casos de violencia sexual abordados entre enero y noviembre, 51 fueron a mujeres y niñas y 1 a una mujer transgénero.

La mayoría de ellas tenía entre 25 y 34 años (16 casos), seguidas por las mujeres de 35 y 44 años (11) y luego entre 17 y 24 años (8).

La cantidad de casos se concentraron en 25 municipios bonaerenses, entre ellos La Plata (9), La Matanza (5) y Moreno (4). También se observó que la mayor cantidad de hechos de violencia sexual tuvo como principal responsable a la ex pareja (11 casos), otros conocidos (11) y parientes (10).

Con respecto a los traslados, se abordaron 173 solicitudes entre marzo y noviembre de 2020.

El 80% de estas mujeres tenían hijas o hijos; en su conjunto 285, de los cuales 178 tienen entre 5 y 16 años.

En el 88% de estos casos, fueron parejas y exparejas las que ejercieron la agresión. (Télam)