La directora nacional de Salud Mental y Adicciones, Mariana Moreno, destacó hoy la estrategia de abordaje federal presentada por el Gobierno nacional en materia de salud mental, así como el incremento de la inversión prevista para el área, y pidió el compromiso de la sociedad en trabajar "por la inclusión y la desestigmatización", al participar en la apertura del XXXV Congreso Argentino de Psiquiatría, en Mar del Plata.

Moreno subrayó que la Estrategia Nacional de Salud Mental presentada el lunes último por el presidente Alberto Fernández junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, contempla un aumento presupuestario de 3.700 millones de pesos a 7.700 millones, "lo que representa un 107 por ciento de incremento".

En su intervención en el acto de presentación de este encuentro, que reúne a cerca de 6.000 profesionales y científicos del área en la localidad balnearia, destacó a su vez "el privilegio de tener una ministra de Salud que se está ocupando de la salud mental y un Presidente que se compromete y pone el tema en agenda".

Moreno aseguró que "la salud mental excede a la salud mental y excede a la salud", por lo que "es necesario el compromiso de todos".

"Tenemos que convocar a toda la sociedad para que se comprometa y poder trabajar desde la desestigmatización, la inclusión, y trabajar también en relación a este mundo vulnerable, donde los aspectos psicosociales son centrales", dijo.

El presidente de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA) y director del congreso, Manuel Vilapriño, aseguró por su parte que existe una "emergencia en salud mental, ambiental y urbana", por el "sufrimiento generado por el cambio climático y la pandemia que afecta la salud integral".

En línea con el lema "Psiquiatría y salud mental pública en un mundo vulnerable. Psiquiatras en diálogo clínico ampliado centrado en la persona" que lleva este año el encuentro, Vilapriño señaló que "el concepto de planeta vulnerable no viene solamente por el lado de lo climático", sino además de "las circunstancias psicosociales que estamos viviendo".

"A veces no terminamos de ver que todas estas tragedias que estamos viviendo, ni hablar de lo que está pasando entre Rusia y Ucrania, afectan al psiquismo, afectan el funcionamiento de una persona, tanto desde lo biológico como desde lo social del sujeto", dijo.

En ese sentido, consideró que la estrategia de abordaje centrada en la persona "mira a quien está sufriendo una problemática determinada, sin etiquetas ni rótulos".

"Nosotros como psiquiatras tenemos que pensar todas las estrategias en función de eso, y no en función de los que digan los sistemas clasificatorios o los libros", indicó.

El Congreso, que recuperó la presencialidad tras dos años de pandemia, se extenderá hasta el próximo sábado en el Hotel Provincial marplatense, y cuenta con cerca de 700 actividades, entre simposios, mesas redondas, cursos, exposiciones científicas y foros de debates en 20 salas simultáneas, donde se abordan los principales desafíos y avances de la disciplina en el escenario actual.

En el acto de apertura participaron además Julieta Calmels, subsecretaria de Salud Mental, Consumos problemáticos y Violencias bonaerense; el presidente de la Asociación Psiquiátrica de América Latina,

Enrique Bojórquez Giraldo; Santiago Levin, representante de la Asociación Mundial de Psiquiatría, y Nora Plotkin, vicepresidenta del congreso. (Télam)