En las redes sociales se generó un gran debate ante una polémica fotografía en la que se mostraba a un padre paseando con sus cinco hijos, pero para lo cual implementó un curioso método: la correa.

Similar a la técnica que utilizan los paseadores de perros, este señor ató con cinco sogas a cada uno de sus hijos, y con una más larga lograba controlar que todos estuviesen cerca de él. El hecho ocurrió en la ciudad estadounidense de Kentucky, y el hombre señalado en las redes fue Jordan Driskell, debido a los cientos de comentarios que disparó su curioso método.

En la fotografía se puede ver cómo Zoey, Dakota, Hollyn, Asher y Gavin logran un paseo tranquilo, sin embargo, los usuarios de las redes se mostraron tanto a favor como en contra de la técnica. ¿Vos qué pensás? Te invitamos a compartir la nota.

Jordan Driskell, junto a Zoey, Dakota, Hollyn, Asher y Gavin

Algunos de los comentarios vertidos en la publicación de Driskell fueron: "Son humanos, no perros" o "Si no podés con tantos niños, no los tengas"; sin embargo, él no tardó en reaccionar y contar por qué lleva a cabo esta técnica de paseo.

“Los niños son muy curiosos, quieren correr y explorar. Para nuestra propia tranquilidad y cordura, usamos una correa. También nos permite salir de casa y hacer cosas divertidas en familia sin estresarnos”, se defendió Driskell ante las acusaciones en las redes sociales.

“Los niños son muy curiosos, quieren correr y explorar. Para nuestra propia tranquilidad y cordura, usamos una correa. También nos permite salir de casa y hacer cosas divertidas en familia sin estresarnos”

“Quieren caminar cuando vamos a un lugar lleno de gente. Una correa les da la oportunidad de hacer eso, pero aún tenemos el control. Les encanta”, sentenció el joven sobre cómo se maneja con sus hijos en los paseos