El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) rechazó hoy la resolución del Ministerio de Educación del gobierno porteño que prohíbe la utilización del lenguaje inclusivo en las escuelas de la Ciudad y afirmaron que "tiene que ver con la matriz autoritaria de un gobierno al que le importan más los focus groups que lo que le sucede a la sociedad”.

En ese sentido, el titular de Suteba, Roberto Baradel, dijo hoy a Télam que “esto tiene que ver con la matriz autoritaria de pensamiento de un gobierno al que le importan más los focus groups que lo que le sucede a la sociedad o cómo ampliar derechos”.

El viernes pasado, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió que en sus escuelas se utilice en documentos oficiales y que los docentes enseñen contenidos curriculares escritos con lenguaje inclusivo mediante la Circular 4/2022 del Ministerio de Educación.

“Intentan esconder un debate sobre la situación educativa en CABA. Lo planteó hasta (el diputado radical) Facundo Manes. Hicieron un recorte del presupuesto educativo. Con todo eso tiene que ver la decisión de plantear esta prohibición”, completó.

Suteba planteó, en un comunicado, que se tomó esa determinación "utilizando como argumento los resultados de exámenes de comprensión lectora realizados recientemente", y analizó que "con esto, demuestran la escasa lectura -vaya paradoja- del impacto de la pandemia en niños, niñas, niñes, adolescentes y jóvenes a escala mundial".

"Valdría que se preguntaran si la ausencia del Estado de CABA durante las etapas más duras del ASPO, que imposibilitaron la continuidad pedagógica, tuvieron algo que ver en las dificultades que hoy se presentan", indicaron desde el gremio.

En ese marco, recalcaron que "una ciudad que se autodenomina 'gayfriendly', en la que se construyó el 'lunfardo', habitada por migrantes de diferentes zonas del país y el mundo, nos presenta hoy un hecho de prohibición como mero acto punitivista que no respeta el marco legal, incluyendo al que cita en la propia resolución, desconociendo que el lenguaje es un instrumento de transmisión y construcción de sentidos comunes".

"Como en cualquier otro proceso de transformación cultural, los debates deben estar presentes para que el discurso hegemónico, un poderoso modo de opresión y reproducción de la desigualdad, sea interpelado", indicaron.

Luego, señalaron que "el modo en que hacemos uso del lenguaje nunca es neutro", y precisaron que "el lenguaje no binario es solo una pequeña parte del llamado lenguaje inclusivo, que también incluye estrategias lingüísticas, anticapacitistas, antirracistas y anticolonialistas, entre muchas otras".

"Nos solidarizamos con el conjunto de la docencia porteña que enfrenta, una vez más, el autoritarismo, la unilateralidad en las decisiones que hacen al trabajo docente y la falta de respeto a las diversidades que habitan las escuelas", concluyeron. (Télam)