El presidente de la Asociación Civil Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, calificó hoy al nuevo sistema sistema de descuento de puntos por infracciones cometidas al volante, denominado "scoring", como algo "muy positivo" y agregó que la pérdida de puntos es un "ajuste de cuentas más a un sistema aceitado de controles eficaces y sanciones efectivas".

El denominado sistema de "scoring federal" entró en vigencia hoy en todo el país con el objetivo de mejorar la seguridad vial y contempla la inhabilitación de la licencia de conducir por períodos determinados de tiempo cuando se registre la acumulación de faltas.

El mecanismo consiste en la asignación inicial de 20 puntos a cada conductor, que se irá descontando en caso de que se cometan infracciones de tránsito con una escala establecida de acuerdo a la gravedad de la falta.

"En un principio es algo muy positivo, pero hay un inconveniente que está en la base de todo esto, y es que si no tenemos controles, no tenemos sanciones", dijo a Télam Silveira.

El presidente de la Asociación Civil Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, calificó hoy al nuevo sistema sistema de descuento de puntos por infracciones cometidas al volante, denominado "scoring", como algo "muy positivo" y agregó que la pérdida de puntos es un "ajuste de cuentas más a un sistema aceitado de controles eficaces y sanciones efectivas".

"Si no tenemos controles nadie pierde los puntos porque los puntos se pierden cuando alguien comete sanciones que están acreditadas, por ende, es fundamental que para que esto funcione que haya un buen sistema de control, ya sea mediante cámaras o personal preparado, sino el sistema no funciona", expresó el presidente de la asociación civil.

En tanto, Silveira aseguró que aún hay una "asignatura pendiente" para que "todo esto funcione" y "sirva para salvar vidas", y es que en el Congreso apruebe los delitos contra la seguridad vial.

"Aquel que conduce habiendo sido inhabilitado por haber perdido los puntos o por las razones que sea, de esa forma, aquel que pierda los puntos y llega a conducir, cometerá un delito que lo llevará a la cárcel", aseveró.

Y agregó que "el gran peligro de esto, en cuanto a efectividad, sea que aquel que perdió los puntos conduzca igual. Tiene que haber una gravísima sanción de tipo penal para aquel que ha perdido los puntos y, no obstante, conduce igual".

Operativo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial

Las infracciones más graves, con mayor descuento de puntaje, son conducir con impedimentos físicos o psíquicos, bajo efectos del alcohol, estupefacientes o medicamentos (10 puntos); no respetar los límites de velocidad en menos del 30% (5 puntos) y en más del 30% (10 puntos); conducir estando inhabilitado o con la habilitación suspendida (20 puntos) y participar u organizar, en la vía pública, competencias no autorizadas de destreza o velocidad con automotores (20 puntos).

"Las escalas de infracciones son razonables en cuanto a la pérdida de puntos asignada a cada infracción, pero volvemos al punto de antes, el conducir habiendo estando inhabilitado no puede ser una nueva infracción, tiene que ser un delito porque sino se transforma en un círculo vicioso", concluyó Silveira. (Télam)