La coordinadora del Equipo de Salud Mental del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Macarena Sabín Paz, calificó como un “hecho histórico” que por primera vez el Estado argentino haya reconocido ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un trato grave “que habilitó la comisión de torturas a María del Carmen Senem de Buzzi mientras estaba internada” en un psiquiátrico.

Hoy se llevó a cabo el acto de firma de un acuerdo de solución amistosa ante la CIDH y representantes del Estado.

A su vez, Sabín Paz celebró que se haya puesto en evidencia a un “Poder Judicial que no tiene capacidad para poder comprender cuestiones vinculadas a la salud mental y los pacientes mentales”.

El 20 de octubre de 1993, Senem de Buzzi se presentó en un juzgado de familia para solicitar un tratamiento para su hijo, afectado por el consumo problemático de drogas.

El CELS, que patrocina a la familia de la mujer fallecida en 2019, señaló que “a partir de esta presentación, una jueza nacional ordenó que la sometieran a una pericia psiquiátrica que duró apenas unos minutos y dispuso su internación forzosa, en violación de la legislación vigente en ese momento”.

La psicóloga expresó que se trata de “un reconocimiento muy importante, un hecho histórico" y añadió que "esperamos que también sirva para traer alivio a su hijo, Carlos Maciel, que estuvo presente en el acto, y que sea el cierre de una etapa que les permita continuar la vida sin esta carga y búsqueda eterna de justicia”.

“Es un momento bastante paradójico porque María del Carmen falleció en febrero de 2019 y no pudo ver esto por lo que tanto había luchado”.

Sabín Paz explicó que la Ley de Salud Mental actual “sitúa que los problemas de salud mental tienen que poder ser leídos desde una perspectiva multidisciplinaria compleja, que tiene que priorizar la vida de las personas en la comunidad, el sostenimiento de sus vínculos sociales, y no en el aislamiento y bajo el estigma que es lo que ocurre en las instituciones psiquiátricas”.

Por último, señaló la necesidad e importancia de tener una ley “que brinde tratamiento efectivo a todas las personas que lo necesiten desde el respeto a sus derechos y poder ser escuchados a los fines de contribuir para que todas las personas tengan una vida digna”. (Télam)