El cadáver de un nene de dos años fue robado del cementerio de la ciudad balnearia de Miramar, según confirmaron esta tarde fuentes policiales tras la exhumación de la sepultura, y es el cuarto caso de este tipo en el Municipio de General Alvarado desde 2017. (Télam)