Este domingo de desarticularon dos fiestas clandestinas de gran magnitud en territorio bonaerense: una en el distrito de Pilar y otra en Tres de Febrero. Superaban los 200 asistentes en espacios reducidos y sin cumplimiento de los protocolos sanitarios dispuestos por el gobierno nacional para evitar la propagación del virus.

Mientras las autoridades provinciales ya hablan de reducir la presencialidad en las escuelas, a pesar de los cuidados que implicó la vuelta a clases, todavía hay ciudadanos que no toman conciencia del riesgo sanitario que ocasionan las aglomeraciones.

El fuerte aumento de contagios de coronavirus y la llegada de la segunda ola antes de lo previsto, genera una gran preocupación. Y por tales motivos los mismos vecinos denunciaron dos eventos masivos que se realizaron totalmente de manera ilegal.

Una fue en la localidad de Ciudadela (calle Rafaela), partido de Tres de Febrero, que terminó con seis personas detenidas, algunas por ser responsables del evento y otras por resistencia a la autoridad.

Tras la denuncia de un vecino mediante la aplicación de WhatsApp “Ojos en Alerta”, personal de la Municipalidad se dirigió al lugar y realizó un operativo conjunto con agentes municipales del Centro de Operaciones, que clausuraron inmediatamente el multitudinario encuentro.

Otro se dio en una quinta del distrito de Pilar (calle Pampa y Vélez Sarfield) con 250 personas, en la que se secuestraron además bebidas alcohólicas y drogas, por lo que hubo 5 detenidos.

El operativo fue realizado por la Policía Bonaerense, la municipal y la Delegación de Drogas Ilícitas. El organizador y responsable del evento clandestino, “no se hallaba en el lugar al momento de la intervención”, pero una vez identificado también se labrará el acta de infracción correspondiente.

Desde el Ministerio de Seguridad informaron que en ambas fiestas, “se aplicó el artículo 205 del Código Penal a los organizadores, por propagación de enfermedad en una pandemia”