Una fiesta clandestina fue desbaratada esta madrugada en el barrio porteño de Colegiales, luego de que vecinos alertaran a la Policía de la Ciudad sobre el ingreso de jóvenes a una vivienda informaron fuentes de esa fuerza de seguridad.

Durante el operativo en la propiedad ubicada en la calle Virrey Loreto entre Superí y Martínez se pudo identificar a 14 personas que se encontraban dentro de la vivienda que había sido ambientada con una pista de baile y tenía una mesa repleta de bebidas alcohólicas, además de un parlante "de grandes dimensiones", detallaron las fuentes.

Tras la denuncia de los vecinos, un equipo integrado por miembros del Departamento de Investigaciones y la Oficina de Coordinación Operativa del Cuerpo de Investigaciones Judiciales se trasladó al lugar donde verificó que a la vivienda llegaba "un importante número de jóvenes al lugar, cargando botellas y bolsas de hielo. Inmediatamente comenzó a oírse ruido y música alta".

Del operativo participaron también agentes de la Comisaría Vecinal 13 C, quienes lograron individualizar al responsable de la vivienda para autorizar el ingreso de los asistentes a la fiesta.

Además, en el primer piso de la casa se encontró un invernadero con 12 plantes de marihuana y elementos de cultivo, por lo que el responsable de la vivienda quedó detenido. (Télam)