El Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad de Buenos, la policía local y agentes municipales lograron desbaratar una fiesta clandestina con 66 personas en el barrio de Villa Ortúzar, a partir de un relevamiento en redes sociales, informaron hoy fuentes judiciales.

Según las fuentes, se tomó conocimiento de un evento a realizarse durante todo el día sábado en una vivienda del barrio de Villa Ortúzar, por lo tanto, la fiscalía número 7 a cargo de Matías de Sanctis solicitó la inspección del lugar en conjunto con la Dirección General de Fiscalización y Control y la División Operaciones Especiales Requeridas por el Ministerio Público, de Policía de la Ciudad.

Como resultado del operativo, 66 personas fueron identificadas por personal de la División Operaciones Especiales y la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad (AGC) y se clausuró la propiedad en la que se "detectó actividad comercial sin contar con un protocolo sanitario y medidas de seguridad" establecidas para el distanciamiento social por el coronavirus.

Desde la AGC, informaron que el domicilio no cuenta con habilitación alguna por parte del Gobierno porteño para el ejercicio de actividad comercial ni cultural.

Asimismo, las fotos del operativo registraron que la vivienda no contaba con las condiciones de higiene y seguridad adecuadas. El baño y la cocina estaban sucios y con falta de terminación en paredes, pisos y puertas.

En el baño, donde solo había una letrina, se observaban los arreglos precarios como cinta adhesiva en las llaves de luz y cerramientos rústicos realizados con maderas. (Télam)