Una fiesta de cumpleaños de 15 con más de 100 personas fue desarticulada esta madrugada por efectivos de la policía en la ciudad de Formosa, donde las reuniones sociales se encuentran prohibidas para evitar el avance de la segunda ola de coronavirus, informaron fuentes policiales.

Del operativo participó personal de la Subcomisaría República Argentina que acudió a una vivienda ubicada en el barrio 7 de Mayo tras un requerimiento del Comando Radioeléctrico Policial.

La organizadora y propietaria de la vivienda, una mujer de 48 años, fue acusada de infringir los artículos 145 y 146 del Código de Faltas de la provincia de Formosa que establecen sanciones con arresto para quienes incumplan con las disposiciones legales en materia de salud pública en un contexto de emergencia sanitaria.

Las personas que participaban de la fiesta se retiraron tras la llegada de la policía.

El mes pasado, la Municipalidad de Formosa sancionó con 6 mil litros de combustible -equivalente a unos 600 mil pesos- al responsable de un local comercial que realizó una peña folklórica durante la fase de distanciamiento social preventivo y obligatorio con más de 70 personas, sin respetar los cuidados durante la pandemia para mitigar el avance del coronavirus. (Télam)