Tres fiestas clandestinas en La Plata, de las que participaban más de 1.000 personas, fueron desarticuladas desde la medianoche de hoy por violar las normas del distanciamiento social preventivo y obligatorio (DISPO) por la pandemia por coronavirus, informaron fuentes oficiales.

Los operativos fueron realizados por agentes de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano del municipio, junto a efectivos de la Policía bonaerense, quienes durante la medianoche tomaron intervención y clausuraron una concesionaria de automóviles ubicada en las calles 31 y 48, donde se estaba realizando una fiesta sin autorización ni cuidados para evitar contagios por coronavirus.

Según se informó, horas después se desplegó un importante operativo, conjuntamente con efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, para desarticular una multitudinaria fiesta clandestina dentro de un complejo deportivo en calle 154 y 525 de la localidad platense de Melchor Romero.

La tercera fiesta fue desarticulada tras una denuncia telefónica en la madrugada de hoy, cuando personal del municipio desplegó un operativo y logró clausurar el lugar donde se realizaba en calle 226 y 508, con la presencia de más de 500 automóviles.

La secretaria de Control Ciudadano de la comuna, Virginia Pérez Cattaneo, dijo que "nos preocupa que la gente no tome conciencia sobre el momento que estamos viviendo, nos encontramos atravesando una pandemia con un esfuerzo muy grande de toda la ciudadanía".

"Además del riesgo que reviste participar de una fiesta sin habilitación, como faltas de medida de seguridad, este año se suma el riesgo de contagio del virus", remarcó Pérez Cattaneo, quien subrayó: "Entendemos la necesidad de socializar después de tanto tiempo de aislamiento y por eso, convocamos a la gente a que lo haga en lugares que resguarden su seguridad y salud".

Además, informaron que durante los operativos llevados a cabo esta madrugada, personal del municipio realizó retenes de control vehicular en inmediaciones al Parque Castelli y la Plaza Moreno donde se venían realizando reuniones multitudinarias de jóvenes.

En La Plata están permitidas las reuniones de hasta 20 personas al aire libre o en ambientes bien ventilados. Con el objetivo de desalentar el fenómeno de las fiestas clandestinas en casas, edificios y barrios cerrados, el municipio platense dispuso ampliar hasta las 3.30 el horario de atención de bares y restaurantes habilitados, espacios en los que se respeta el protocolo de seguridad e higiene dispuesto por las autoridades sanitarias.

Además, el intendente Julio Garro dispuso modificar por decreto el Artículo 45 de la Ordenanza Municipal N° 6147 y amplió a 4.000 módulos el valor de la multa por incumplimiento de las normas relacionadas con "la prevención de las enfermedades transmisibles y en general, la falta de desinfección o destrucción con agentes transmisores".

De este modo, la sanción equivale al pago de 1.066.000 pesos y recaerá no sólo en quienes organicen el encuentro, sino también en los propietarios del inmueble donde se desarrolle, y en todo el consorcio cuando se trate de edificios o barrios cerrados.

Quienes organicen fiestas clandestinas en bares, salones de fiestas o casa quinta, las cuales se encuentran prohibidas, podrán ser sancionados con una infracción de hasta 2.132.000 pesos, de acuerdo al artículo 104 del Código Contravencional. (Télam)