La municipalidad de Quilmes desactivó dos fiestas clandestinas en las que se encontraban más de 250 personas y clausuró un salón bailable que funcionaba fuera del horario permitido, en el marco de los operativos para controlar la resolución que restringe la nocturnidad y reuniones sociales.

Según informó Federico Arroyo, subsecretario de Fiscalización del municipio, el sábado a las 3 AM se procedió a la clausura del salón bailable Rimbo, ubicado en avenida Los Quilmes 761, por estar funcionando fuera del horario permitido.

El domingo se clausuró el salón de fiestas ¨La Galera¨, ubicado en la calle Nicaragua 1357 de Ezpeleta, donde se encontraban más de 150 personas en el marco de una fiesta clandestina con expendio y consumo de bebidas alcohólicas.

En tanto, en la madrugada de hoy se logró desarticular una fiesta clandestina que se desarrollaba en avenida Los Quilmes al 1600 con más de 100 personas.

El municipio recordó que las denuncias de fiestas clandestinas se reciben a través del 911 y de la línea (221) 429-3386, dispuesta por el Ministerio de Seguridad, que funciona viernes, sábados y domingos de 22 a 6.

Además se suma el del Municipio de Quilmes: 4350-3000 interno 6065, en los mismos días y horarios que el del Gobierno Provincial.

(Télam)