Familiares y vecinos alertaron que unas veinte personas robaron anoche objetos de valor de la casa que se derrumbó el domingo en la zona norte de la ciudad de Rosario, provocando la muerte de un hombre de 52 años, informaron hoy fuentes policiales.

La vivienda está ubicada en Superí al 200 y, por causas que aún se intentan determinar, la estructura se derrumbó días pasados y Luis Ariel López fue encontrado dos días después debajo de los escombros por los rescatistas que trabajaron en el lugar.

El dueño de la vivienda y padre de la víctima fatal, un arquitecto de 88 años, salvó su vida gracias a que su hijo logró empujarlo fuera de la casa cuando se derrumbaba, en tanto que también resultó ileso el inquilino de 30 años llamado Facundo.

Según informaron voceros policiales, anoche recibieron denuncias de familiares y vecinos de la vivienda de que un grupo de aproximadamente 20 personas habían ingresado a la casa.

De los escombros, indicaron, se robaron todos los objetos de valor que no fueron destruidos por el derrumbe.

La causa está en la órbita de la Fiscalía de Rosario y la víctima fatal era un hombre que trabajaba como guía en recorridos turísticos, aficionado a la práctica del kayak y el montañismo. (Télam)