La asociación de vecinos Basta de Demoler denunció hoy que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires incumplió con un acuerdo judicial que dispuso la preservación de la calle Defensa, situada en el Casco Histórico porteño, y avanzó con la ejecución de una obra sobre la calzada de adoquines que impactará sobre el patrimonio urbano y arquitectónico.

"Desconociendo el propio compromiso que asumió oportunamente frente a la Justicia de la Ciudad, el GCBA ha vuelto a la carga en la calle Defensa, con obras que destruyen el patrimonio histórico y alteran la fisonomía de uno de los pocos rincones que conservan el recuerdo de la Buenos Aires colonial", señalaron en un comunicado.

En ese sentido, indicaron que la administración porteña inició en 2008 una "obra idéntica" en un tramo de la calle Defensa, lo que generó en una acción de amparo de la organización para frenar las tareas.

Por entonces, la presentación obtuvo una respuesta favorable que incluyó la firma de un convenio por el cual la Ciudad se comprometió a restablecer la morfología y materiales, como adoquines y cordones de granito.

"Ahora, el GCBA desanda ese camino y avanza en la realización de la misma obra, en el tramo de Defensa comprendido entre las calles Moreno y Alsina", afirmaron en relación a la obra iniciada en abril .

Los trabajos, señalaron, "introducen la nivelación de la calzada y las aceras, con el consecuente reemplazo de adoquines con diferentes disposiciones y la introducción de elementos extraños como bolardos y rejillas de desagüe".

Según analizaron, esas tareas se dan "en un entorno de altísima significación histórica como el constituido por la proximidad de la Iglesia de San Francisco, la residencia de Josefa Ezcurra y los Altos de Elorriaga, una de las pocas casas que aún se conservan en esquina sin ochava en la ciudad de Buenos Aires y cuya vereda angosta es característica".

"No es cuestión de gustos particulares, sino que las modificaciones efectuadas violan el Código Urbanístico", advirtieron. (Télam)