Stanislaw Dziwisz, estrecho colaborador de Juan Pablo II, y otros tres obispos fueron denunciados ante la fiscalía polaca por encubrir casos de pedofilia en la Iglesia, informó hoy uno de los abogados de las víctimas de abuso.

"La Comisión anunció en una carta que había remitido los casos del cardenal Dziwisz y de otros tres obispos a la fiscalía", aseguró Artur Nowak, letrado que representa a una veintena de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos, en declaraciones a AFP.

En el texto, que fue difundido en internet, se identifica al Dziwisz y a tres obispos de la diócesis sureña de Bielsko Biala y Zywiec: Roman Pindel, Tadeusz Rakoczy y Piotr Greger.

Nowak afirmó que la fiscalía tiene 30 días para decidir si inicia el procedimiento judicial.

Además, si los obispos son declarados culpables al final del juicio, podrían enfrentarse a hasta tres años de prisión, precisó el abogado.

Los documentales emitidos en los dos últimos años por la cadena polaca TVN24 revelaron casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes, lo que ha suscitado dudas sobre la actitud del cardenal Dziwisz, de 81 años, sospechoso de haber encubierto casos de pedofilia.

En noviembre, el presidente de la conferencia episcopal polaca, el arzobispo Stanislaw Gadecki, expresó su esperanza de que una comisión eclesiástica dilucidara el papel del arzobispo Stanislaw Dziwisz, antiguo secretario y amigo del papa Juan Pablo II. (Télam)