Los resultados preliminares de estudios de inmunidad celular T realizados por el equipo de científicos del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME - Conicet) liderado por el investigador Gabriel Rabinovich, mostraron que se produce una potente respuesta en personas vacunadas, tanto con el esquema completo de la vacuna Sputnik-V como con una sola dosis de la vacuna elaborada por el laboratorio Sinopharm.

El equipo de Rabinovich lanzó en abril la Plataforma Covid-T -surgida en el marco de la Unidad Coronavirus (del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Agencia I+D+i y el Conicet), con el objetivo de monitorear la respuesta linfocitaria T antígeno-específica en pacientes recuperados de Covid-19 y en personas vacunadas.

“La Plataforma permite estudiar la respuesta inmunológica T, un tipo de inmunidad distinta a la que estudiamos cuando evaluamos presencia de anticuerpos, y su duración en el tiempo frente al virus SARS-CoV-2 en personas que recibieron una y dos dosis de las vacunas y en pacientes recuperados de la enfermedad”, explicó Gabriel Rabinovich.

“El Dr. Rabinovich y su equipo desarrollaron esta plataforma que permite evaluar en forma integral la respuesta inmune que generan las vacunas que se emplean en el país.

Los resultados preliminares validan no solo la robustez del desarrollo científico, único en la región, sino también la excelente respuesta de las vacunas que se están utilizando” sostuvo el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza.

“La Plataforma permite estudiar la respuesta inmunológica T, un tipo de inmunidad distinta a la que estudiamos cuando evaluamos presencia de anticuerpos, y su duración en el tiempo frente al virus SARS-CoV-2 en personas que recibieron una y dos dosis de las vacunas y en pacientes recuperados de la enfermedad”.

Por su parte, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan adelantó ayer que el resultado sobre el primer análisis del efecto de la enfermedad y las vacunas es extraordinario:

“Hemos notado una excelente respuesta en la activación de toda la línea de los linfocitos T ante las vacunas probadas: Sinopharm y Sputnik-V”, dijo el ministro, a la vez que indicó que próximamente se publicará dicho análisis.

“Hay dos tipos de respuestas inmunológicas frente al virus SARS-CoV-2, detalló Rabinovich, una de ellas mediada por anticuerpos, producidos por células plasmáticas provenientes de linfocitos B y otra, por linfocitos T (citotóxicos CD8) que destruyen las células infectadas (como las pulmonares)”.

“Por otro lado, los linfocitos T colaboradores (CD4) cooperan tanto con la respuesta de anticuerpos como con la respuesta T citotóxica. De allí la importancia de la respuesta inmunológica T para evaluar la respuesta inmunológica completa", explicó el investigador.

Sobre el tiempo de la inmunidad, Rabinovich indicó que depende de lo que llamamos la ‘memoria celular’: los linfocitos de memoria son aquellas células del sistema inmune que se encuentran en la sangre, que han estado en contacto previamente con el virus o una parte de él, ya sea porque la persona se vacunó o porque se infectó con SARS-CoV-2.

“Estas células re-circulan por el organismo, por la sangre y los tejidos (como una patrulla protectora) a la espera del reingreso de ese mismo virus para poder reaccionar. Los linfocitos de memoria, como indica la palabra, tienen una memoria inmunológica y recuerdan a aquel antígeno que vieron anteriormente para reaccionar nuevamente con mayor potencia y rapidez”, describió Rabinovich.

Para el estudio actual se procesaron muestras de personas inoculadas con las distintas vacunas disponibles en la Provincia de Buenos Aires.

Para hacer el ensayo, los especialistas obtuvieron sangre de la persona vacunada y, una vez en el laboratorio, purifican las células mononucleares que contienen los linfocitos T, (entre otros tipos de células). Estas células son estimuladas con fragmentos específicos del virus SARS-CoV-2.

“Actualmente trabajamos con esta plataforma en nuestro laboratorio, y nos permitirá realizar un estudio epidemiológico de la memoria T a lo largo del tiempo en individuos que recibieron distintas vacunas, con una y dos dosis”, especificó el investigador.

Este proyecto comenzó en el 2020 a partir de un proyecto que recibió el financiamiento conjunto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación a través de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), y la Fundación Bunge y Born, en el marco de la “Unidad Coronavirus Covid-19” y actualmente recibe el apoyo de esta Unidad del MINCYT. (Télam)