Personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria extremó desde esta madrugada las medida de seguridad en el aeropuerto Francisco Gabrielli de la capital de Mendoza, tras una amenaza de bomba ocurrida anoche, informaron fuentes de la terminal aérea.

El llamado telefónico se recibió anoche y alertaba sobre la presencia de un supuesto explosivo en el lugar, por lo cual, durante la madrugada de este jueves, se extremaron los controles para ingresar.

Según se informó esta mañana desde el aeropuerto, los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria solo permitían el ingreso con credencial del personal que trabaja en el lugar.

Mientras tanto, afuera unos veinte vehículos con pasajeros aguardaban autorización para su ingreso a la terminal aérea para así poder viajar. (Télam)