Dieciséis personas fueron demoradas acusadas de violar las normativas sanitarias a raíz de la pandemia de coronavirus tras participar de una fiesta clandestina a bordo de un yate de lujo en una isla santafesina que fue desarticulada por la Prefectura Naval y la Fiscalía de Rosario.

Durante el procedimiento once mujeres y cinco hombres fueron demorados, mientras que seis embarcaciones resultaron secuestradas, entre ellas un yate de lujo, en el marco de la fiesta clandestina de la que participaban cerca de 50 personas.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación precisaron que el operativo se llevó a cabo anoche pasadas las 21 en inmediaciones del Parador Puerto Pirata, ubicado en jurisdicción santafesina, a la altura de la localidad de Granadero Baigorria.

Personal de Prefectura Naval acudió al lugar luego de verificar que las fiestas clandestinas se promocionaban a través de redes sociales.

Cuando los participantes de la fiesta advirtieron la presencia de Prefectura, intentaron escapar a bordo del yate identificado como "El Perla", y otras embarcaciones, entre ellas, una conocida con el nombre "LM The Merengue".

Finalmente fueron secuestradas y dieciséis personas que estaban a bordo, resultaron demoradas, según instruyó el fiscal David Carizza de Rosario.

A los demorados se les formó luego una causa “por infracción a los Artículos 202, 205 y 239 del Código Penal, propagación de una enfermedad peligrosa o contagiosa para las personas”.

También, “por violar medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia, y desobediencia a funcionario público”. (Télam)