La Defensoría de los Niños de la Nación afirmó que en el contexto de la pandemia actual, brega por el "justo equilibrio entre presencialidad educativa y los cuidados a la salud" y destacó que esto es posible "si logramos articular el trabajo intersectorial, respetando las singularidades de cada territorio de nuestro país".

En un documento titulado "El desafío de la continuidad educativa y el cuidado

colectivo", la Defensoría manifestó la necesidad de que en todo el país se logre "un equilibrio entre presencialidad y cuidado colectivo" y establecer "múltiples y diversos dispositivos educativos, incluida la presencialidad".

Además, bregó por definir estrategias federales de regularización de aprendizajes y revinculación escolar que permitan evitar el desgranamiento, la repitencia y mantener la matrícula escolar previa a la pandemia en todos los niveles de obligatoriedad.

El documento fue elaborado por la defensora de los Niños de la nación, Marisa Graham, en conjunto con les defensores provinciales Analía Colombo (Santa Fe), Amelia López (Córdoba), Juan Pablo Meaca (La Pampa), Miguel Ángel Molina (Misiones) y Luis Santucho (Santiago del Estero). (Télam)