En la tercera audiencia del juicio que se le sigue a Ricardo Emanuel Papadopulos, el hombre que atropelló y mató al niño de cinco años Isaac Sus en el barrio porteño de Flores en diciembre pasado, declararon hoy dos testigos que confirmaron datos ventilados anteriormente y se espera mañana una jornada clave con el testimonios de los peritos oficiales y de las partes.

Al iniciar esta mañana el debate que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 de la Capital Federal, que compone de manera unipersonal el juez Gabriel Vega, a través de la plataforma Zoom, se citó a la testigo Sofía Pérez Amarello, luego que fuera mencionada en la audiencia anterior por su hermano, ya que ella lo acompañaba en el vehículo que iba detrás del que conducía el acusado.

La joven hizo un breve relato de lo sucedido el día del hecho, casi coincidente con lo declarado por su hermano la semana pasada, según explicaron fuentes judiciales, que destacaron que dijo que "no vio el semáforo" cuando Papadopulos cruzó la avenida San Pedrito porque "la atención estaba en el auto".

"Cuando (el acusado) llega a la esquina de San Pedrito baja un poco la velocidad y después acelera para cruzar San Pedrito", contó la testigo sobre el momento previo al siniestro, y luego le preguntaron si pudo escuchar si el vehículo de Papadopulos emitía algún sonido, a lo que dijo "no lo recuerdo".

También reiteró que cuando Papadopulos atropella a la mamá y al nene, "nosotros (ella junto a su hermano) estábamos por cruzar la senda peatonal antes de San Pedrito", fue otra de las respuestas que brindó Pérez Amarello.

Por último, ante la consulta del fiscal de juicio Ignacio Mahiques, la testigo dijo que la diferencia entre lo que recuerda y lo que pudo ver en las cámaras de seguridad que se conocieron por los medios, es que "no vi al camión" en referencia a un vehículo de carga que se observa antes del paso de Papadopulos y previo a atropellar a Suss.

En tanto, el otro testigo fue el médico forense y cirujano general Alberto Ferreres, expresidente de la Academia Argentina de Cirugía, quien precisó que Débora Agosti, la madre del niño fallecido que sufrió lesiones graves, "no requirió tratamiento neuroquirúrgico, evolucionó asintomática y aparentemente sin secuelas".

Además, el especialista detalló que la mujer sufrió fractura de ambas muñecas, fractura de tibia y peroné derecha, y fractura de clavícula, ninguna expuesta, y que lo que analizó fueron "las constancias de internación en el hospital Piñeyro".

"Tratándose de una persona relativamente joven no debería tener muchos inconvenientes, pero desconozco informes posteriores", dijo Ferreres, quien ante una consulta del abogado querellante, Gabriel Becker, respondió que si ahora, cinco meses después, no recuperó la movilidad medianamente normal de sus extremidades, se puede hablar de "secuelas".

Si bien esta consulta fue cuestionada por el abogado defensor Fernando Burlando, tanto el fiscal como el juez Vega accedieron a que respondiera el interrogante, pese a que en principio se estaba hablando de una situación "hipotética".

Ahora, el juicio pasó a un cuarto intermedio hasta mañana, a las 9, cuando se esperan que declaren los tres peritos oficiales y los dos de las partes, indicaron fuentes judiciales.

El hecho por el que está acusado Papadopulos ocurrió a las 23.02 del jueves 17 de diciembre pasado, cuando Agosti y su hijo cruzaban la avenida San Pedrito, en la esquina con Directorio, y fueron atropellados por un Volkswagen Golf GTI blanco.

Papadopulos, que no tenía el registro en ese momento, se fugó del lugar y permaneció prófugo nueve días hasta que se presentó en una comisaría de la Policía de la Ciudad, donde actualmente permanece detenido. (Télam)