El Gobierno de Tierra del Fuego declaró “extinguido” uno de los dos incendios forestales declarados durante la actual temporada de verano, mientras que el restante se mantiene “circunscripto” y continúan las tareas para combatirlo.

El fuego que ya “no presenta actividad” es el que se registró desde el 10 de enero en proximidades del complejo Villa Marina, un restaurante y parador turístico situado sobre la ruta Nacional Nº3, 60 kilómetros al norte de la ciudad de Ushuaia y a 40 kilómetros del municipio de Tolhuin.

Las llamas habían comenzado dentro de un predio dedicado a la actividad forestal, ubicado a unos 3 kilómetros de la ruta y del restaurante, y desde allí se divisaron las primeras columnas de humo que alertaron a las brigadas del área de Manejo del Fuego de la provincia.

El director provincial de Manejo del Fuego, Pablo Paredes, informó que después de “doce jornadas de trabajo se logró la extinción del incendio”.

“Una vez que el fuego fue controlado se realizaron distintas tareas hasta que finalmente el lugar dejó de presentar temperatura y no muestra indicios de retomar actividad”, agregó el funcionario en declaraciones oficiales difundidas por el área de prensa de la Gobernación.

Paredes dijo que una vez finalizadas las actividades de extinción en el lugar, la Justicia continuará la investigación para determinar el origen del incendio, sobre el que se barajan “distintas hipótesis”.

También mencionó que en el operativo trabajaron brigadas provinciales, personal de guardaparques, Defensa Civil de Tolhuin, bomberos voluntarios de Tolhuin y Rio Grande, brigadistas del Parque Nacional Tierra del Fuego, Vialidad Provincial, Policía Provincial y Protección Civil.

Según precisó un primer comunicado oficial sobre el hecho, las llamas abarcaron una superficie de entre 2,5 y 3 hectáreas de bosque nativo, antes de ser circunscripto con herramientas manuales, equipos de agua y la colaboración de aviones hidrantes.

Por su parte, el incendio producido el 30 de noviembre del año pasado en la reserva natural Corazón de la Isla, a unos 40 kilómetros al oeste de Tolhuin, continúa siendo combatido y se estima que ya fueron afectadas más de 10 mil hectáreas.

Al respecto, el gobierno de la provincia comunicó hoy que el fuego en el lugar continúa “circunscripto”, es decir acotado a un perímetro, aunque “puede volver a ser activo si las condiciones se modifican y favorecen la propagación”.

En las últimas horas los brigadistas trabajaron sobre “puntos calientes” en dos de los sectores comprometidos, donde se utilizaron “equipos de bombeo” y se realizaron “disparos de agua”.

De los seis sectores en que fue subdividido el incendio, cuatro están “controlados” y dos “circunscriptos”, por lo que continúan las actividades de sofocación y de monitoreo en toda la zona.

La provincia mantiene vigente una ley de emergencia por incendios forestales que, entre otras medidas, prohíbe la realización de fuego en cualquier lugar agreste del territorio, aun dentro de los campings con fogones habilitados para ese fin. (Télam)