La Legislatura porteña declaró hoy de interés cultural al mural “Flores para Martina”, ubicado en el barrio de Villa Crespo, en homenaje a una adolescente que murió atropellada en 2016, y que busca concientizar sobre la seguridad vial.

La distinción se concretó en una ceremonia en la que fue colocada una placa en recuerdo de Martina Miranda y a la cual asistieron Oscar y Silvia, padres de joven; Victoria Ferreyra, autora del mural, y representantes de Madres del Dolor.

“Flores para Martina” fue donado por Ferreyra con la colaboración de Mayk Cassais, bajo el lema “Trascender es seguir viviendo” y fue inaugurado a inicios de año en el Patio Gurruchaga, de Villa Crespo.

"Tuvimos el sueño de hacer el mural para concientizar sobre seguridad vial”, contó Silvia -la mamá de Martina- en diálogo con Télam cuando fue inaugurado.

Agregó que “cuando conocimos al artista nos dijo: ‘yo no pinto muerte, pinto vida. Yo quiero hacer que ella viva en cada pincelada’.

La adolescente fue atropellada cuando tenía 16 años por un automóvil que cruzó el semáforo en rojo en la esquina de Vera y Scalabrini Ortiz, cuyo conductor escapó.

Click to enlarge
A fallback.

“Cuando me contaron acerca de lo que le había pasado a Martina y como sus padres decidieron rendirle homenaje a través de este elocuente mural, en el que se la recuerda a Martina viva, decidí que debía ser destacado de alguna manera”, expresó el legislador Ariel Álvarez Palma, autor de la iniciativa. (Télam)