Científicos que monitorear el comportamiento del sol, principalmente lo que sucede en la superficie del mismo, advirtieron que se formó una mancha que denominaron AR3085. Inesperadamente, el crecimiento de la misma se dio más rápido que lo normal, por lo que puso en alerta a la comunidad científica avocada al tema. Te invitamos a compartir la nota

No sólo el crecimiento de la misma fue foco de atención, que alcanzó un diámetro similar al de la Tierra; sino también su conformación debido a que se separó y se generaron dos manchas distintas.

Manchas solares, que podrían llegar hasta 115 para el 'máximo solar', previsto para el 2025.

Según lo que se pudo conocer hasta el momento, la mancha presenta “erupciones de clase C” y “más pequeñas” por lo que no representaría un peligro para el planeta Tierra.

Cabe aclarar que las manchas solares son formaciones donde las bandas del campo magnético del Sol se tensan y provocan la inhibición del flujo de gas caliente que proviene del interior del Sol. Esto forma regiones más frías y oscuras en la superficie (manchas), que en 2025 llegarán a su máxima actividad, produciendo un “máximo solar”