Un nuevos virus pone en alerta al sistema sanitario mundial. Se trata del Norovirus, conocido como "virus del vómito", sobre el que se alertó por su alta contagiosidad, luego de registrarse un brote en el Reino Unido, de 154 casos en las últimas 5 semanas; siendo el promedio habitual en esta época del año de 53.

Según el Public Health England (PHE), “la vigilancia de rutina muestra que el número de brotes causados por el virus de los vómitos ha aumentado en las últimas semanas -durante el período de 5 semanas desde finales de mayo hasta julio-, particularmente en los entornos educativos de los primeros años, y que los casos están volviendo a ser prepandémicos, con altos niveles de casos en todos los grupos de edad y entornos en Inglaterra”.

El Norovirus, conocido habitualmente como el "virus del vómito" causa, entre otros malestares, diarrea, vómitos por un período corto de días, sin embargo, puede generar un gran riesgo en la salud de los infectados.

En cuadro más agravados, puede causar diarrea persistente, dolor abdominal y hasta deshidratación. En ese sentido, buscar asistencia médica inmediata cuando se presentan los síntomas es fundamental para prevenir cuadros graves.

"Quédese en casa si tiene síntomas de norovirus y no regrese al trabajo ni envíe a los niños a la escuela o guardería hasta 48 horas después de que los síntomas hayan desaparecido”

Además, como factor agravante, este nuevo virus se transmite con gran facilidad, lo que encendió las alarmas en el sistema sanitario británico a causa de este nuevo brote. Según Saheer Gharbia, profesor e integrante del PHE, el virus "se mantuvo en niveles más bajos de lo normal durante la pandemia del Covid con menos oportunidades de propagarse entre las personas de la comunidad, pero a medida que las restricciones fueron disminuyendo, registramos un aumento en los casos y en todos los grupos de edad".

"Quédese en casa si tiene síntomas de norovirus y no regrese al trabajo ni envíe a los niños a la escuela o guardería hasta 48 horas después de que los síntomas hayan desaparecido”, alertó el profesor.

La manera de prevenir el contagio de norovirus es similar a la del coronavirus: la desinfección permanente de superficies y manos, con agua y jabón, ya que el norovirus resiste al alcohol en gel, serán la clave para mantenerse a salvo del virus. Además, recomendaron la implementación de lavandina en agua caliente para la desinfección de superficies.

En tanto, quienes ya tengan la enfermedad, para prevenir el contagio, no deben cocinar o preparar comidas, y deben lavar su ropa de cama y la de uso habitual con detergente y a 60°C, con guantes que luego se desechen