Un anciano de 82 años perdió una pierna sana, durante una intervención quirúrgica en una exclusiva clínica privada de Austria. Ahora a la víctima, le tendrán que amputar la otra extremidad.

Todo comenzó con una “secuencia de circunstancias desafortunadas”, según explicaron desde el centro de salud Freistadt, ubicado en el pueblo que lleva ese mismo nombre.

El paciente padecía diversas enfermedades que, si bien afectaban a ambas piernas, había una con mayor gravedad.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 18 de mayo, día en que estaba previsto que el paciente entrara a quirófano, para removerle la pierna izquierda por encima de la rodilla.

Sin embargo, debido a un “error humano” en el que le marcaron el muslo equivocado, los médicos terminaron extirpando el que no era, y se dieron cuenta al momento de cambiarle las vendas.

Clínica Freistadt, en Austria

“Estamos profundamente conmocionados”, expresaron en conferencia de prensa las autoridades del nosocomio que limita con República Checa.

El paciente se verá obligado a someterse en breve a una nueva operación para amputar su pierna restante, afectada por enfermedades. Tanto a él como a su familia se les ofreció asistencia psicológica.

Por supuesto, la tragedia hospitalaria fue denunciada. El cirujano responsable del error dejará de ejercer por voluntad propia y se abrió una investigación.

Aunque este suceso es inusual, existen numerosos precedentes. Sin ir más lejos, en 2018 y 2019 se registraron dos hechos similares en Argentina