La Fundación Gonzalo Rodríguez, referente en materia de seguridad vial en Latinoamérica, culminó el Programa Federal de Seguridad Vial Infantil en Argentina, con las jornadas de certificación que tuvieron lugar este miércoles y jueves en la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), informaron fuentes del organismo dependiente del Ministerio de Transporte.

Esta certificación representa un hito en el trabajo que la Fundación viene desarrollando desde 2020, junto a la ANSV, con el “Programa Federal de Seguridad Vial Infantil”, que tiene el objetivo de promover entre los gobiernos provinciales de Argentina la inclusión de este tema en la política pública.

El Programa aspira a que cada provincia del país, atendiendo a su realidad específica, desarrolle su propio plan de acción para garantizar el derecho de sus niños y niñas a una movilidad segura y saludable.

Para lograrlo, la Fundación Gonzalo Rodríguez, junto a la ANSV, proveyeron a las provincias de herramientas técnicas, metodológicas y conceptuales a lo largo de dos años con la intención de que generen conocimiento específico sobre la movilidad infantil desde la perspectiva de los Sistemas Seguros y puedan diseñar e implementar su propio plan.

Con este propósito, en septiembre de 2021 también se inició el proyecto de investigación “Programa Federal de Seguridad Vial Infantil en Argentina. Un abordaje de la Seguridad Vial Infantil desde la perspectiva nacional con enfoque en el territorio”.

Este estudio, que se aboca a las acciones impulsadas por la Fundación y la ANSV entre 2020 y 2021, tuvo como objetivo documentar el proceso de convocatoria, capacitación técnica, investigación formativa y planificación estratégica de los planes provinciales.

“Comenzamos este trabajo hace dos años con un formato particular, convocando a referentes por provincias para brindarles la formación técnica y metodológica adecuada, para que luego puedan ser ellos quienes fomenten y lideren proyectos de seguridad vial infantil en sus territorios”, señaló el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 180 mil niñas, niños y adolescentes fallecen cada año a causa de siniestros viales en el mundo. Esta cifra ubica a la siniestralidad vial como la principal causa de muerte de personas entre 5 y 29 años a nivel global, siendo los países de ingresos bajos y medianos los que registran el 95% de las defunciones por esta razón.

Argentina no es ajena a esta realidad. Los siniestros viales representan la tercera causa de muerte en niños y niñas de entre 0 y 4 años (detrás de afecciones perinatales y malformaciones congénitas) y la primera causa en el rango que va de los 5 a los 24 años.

Un estudio observacional llevado a cabo en 2016 registró que aproximadamente 7 de cada 10 menores entre 0 y 17 años que se trasladan en vehículos de 4 ruedas (o más) y de 2 ruedas no se protegen mediante el uso de un dispositivo de seguridad adecuado según la normativa vigente, siendo el rango de 5 a 10 años el que cuenta con la mayor tasa de desprotección: 82,4%.

El Programa Federal de Seguridad Vial Infantil en Argentina se inició formalmente en abril de 2020. No obstante, el trabajo de la Fundación Gonzalo Rodríguez en el país comenzó varios años antes. El Programa Federal de Seguridad Vial Infantil es la tercera línea de trabajo que impulsan de forma conjunta. (Télam)