Cuatro personas murieron y otras cuatro desaparecieron debido a dos desprendimientos de tierra y el desborde de ríos provocados por las fuertes lluvias en Nicaragua, informó este viernes una fuente oficial.

En la comunidad El Jilguero, ubicado en el municipio de Wiwilí, en el norteño departamento de Jinotega, la tormenta provocó en las últimas horas un deslave de tierra que dejó dos muertos, indicó el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) del gobierno en un comunicado.

Los fallecidos fueron identificados como Juan Picado, de 24 años y Bertilia González, de 47 años.

También en el departamento de Jinotega, una familia de cuatro miembros fue arrastrada por un deslave en la comunidad Runflín de Bocay, señaló Sinapred, sin precisar la fecha del suceso, informó la agencia AFP.

En el desprendimiento falleció José Rivera, de 32 años y su esposa Auxiliadora González, de 26 años, mientras que sus hijos Melvin, de ocho meses, y Maryury, de dos años, están desaparecidos, informó la entidad.

Según la prensa local, el deslave en la comunidad Runflín se produjo la madrugada del miércoles 1 de junio.

Finalmente, en la localidad Pie del Cerro Gacho, en Bocay, las lluvias provocaron el derrumbe de dos viviendas cuyos "propietarios Manuel Villagra, de 39 años, y Nidia Rodríguez, 35 años, se encuentran desaparecidos", añadió el Sinapred.

La entidad estima que las lluvias han afectado hasta el momento más de 100 viviendas, dos puentes colgantes y siete kilómetros de tubería de agua potable en al menos 12 comunidades del norte del país. (Télam)