En el inicio de la pandemia, varios países cuestionaron el uso del tapabocas, sin embargo, con el correr de los meses, fue señalado como una de las principales medidas preventivas para evitar nuevos contagios.

Pero ahora, la realidad es otra: con las campañas de vacunación en marcha en todo el mundo, desde la ciencia comienzan a evaluar la posibilidad de que el cubre boca-nariz-mentón no sea necesario en los espacios al aire libre.

Algunas experiencias mundiales ya comienzan a dar los primeros resultados: en Israel, por ejemplo, ya no es obligación su uso; pero allí la decisión estuvo atravesada por la campaña de vacunación ya que se trata de uno de los países líderes en el mundo en la ejecución de la misma.

Las opiniones en torno a esta medida son varias: hay quienes abogan por la necesidad de tener cautela frente a la decisión, pero desde el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) impulsan la reducción del uso en lugares abiertos.

Con la mayoría de su población inmunizada, ya se puede ver en las calles el rostro de las personas sin necesidad de cubrirse con un barbijo. Otro de los casos se dio en Estados Unidos, donde también se avanzó rápidamente en la inmunización de la población, y ya se permite circular sin barbijo al aire libre.

Las opiniones en torno a esta medida son varias: hay quienes abogan por la necesidad de tener cautela frente a la decisión, pero desde el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) impulsan la reducción del uso en lugares abiertos.

En ese sentido, en España analizan la posibilidad de implementar esta nueva regla del uso del tapabocas. “Lo lógico es que para agosto no debiéramos tener la obligación de llevar mascarilla cuando haya distancia. Tenemos una tendencia decreciente de la incidencia acumulada y una curva vacunal creciente en calidad y cantidad: los mayores están cubiertos. Ahora es un poco pronto porque tenemos parte de los grupos de riesgo aún sin vacunar, pero es una cuestión de sentido común”, señalaron desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. Sin embargo, aún no se ha tomado una decisión oficial al respecto.

Por su parte, en Argentina, avanza la campaña de vacunación contra el coronavirus, pero también crecen los números de contagios en el marco de la segunda ola por la que atraviesa el país. Desde el Gobierno, a través del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, aseveraron que "no es un escenario disparatado pensar en vacunar a la mayoría de la población a fines de año", por lo que aún el no uso del tapabocas no está en vistas de ser habilitado