Una inversión conjunta de casi 11 millones de pesos, entre el Ministerio de Desarrollo Productivo de Nación, la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), el Gobierno de San Luis, y la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViME), permitirá la creación y fortalecimiento de dos Centros Universitarios PyME en la provincia.

Los emprendimientos, forman parte de los 51 que se instalarán en universidades públicas de todo el país a través del Programa de Competitividad de Economías Regionales (PROCER) y en el caso de San Luis, se convertirán en un espacio de vinculación tecnológica y agregado de valor para PyMe y MiPyMe.

Así lo aseguró el vicerrector de la UNSL, Héctor Flores, quien destacó el proceso como "un largo trabajo y una visión de la Universidad como institución federal y un espacio de vinculación y agregado de valor al sector de la Pequeña y Mediana Empresa (PyME) y MiPyME, a través del sector científico y tecnológico".

Remarcó que se trata de "una iniciativa de alto impacto" con la cual seguirán trabajando en la temática para cumplir con los objetivos planteados en el programa y recordó que la UNSL "se ha preparado durante los últimos años para esta tarea", por lo que cuenta hoy con una "Escuela de Economía, Negocios y Transferencia Tecnológica, con una Oficina de Propiedad Intelectual" y con los "equipos técnicos, científicos, investigadores, innovadores, que pueden hacer sus aportes".

El funcionario afirmó que "fue pensado y diseñado a través de una mirada holística de lo que se entiende que es el modelo de desarrollo provincial, básicamente en temas como cadenas de valor que tiene que ver con el maíz y la alfalfa, ya que San Luis tiene la característica de ser una provincia con una fuerte impronta agroganadera".

Aclaró que San Luis posee "mucho potencial para la exportación, por lo cual también se pretende trabajar en un modelo de desarrollo exportador, todo esto a partir del trabajo conjunto de los sectores involucrados, especialmente las PyMES y MiPyMES de la provincia".

Flores, remarcó la importancia de entender que la PyME juega un rol principal en las economías regionales y que las economías regionales a su vez, juegan un rol muy importante en el desarrollo del país, "es por ello que trabajar en las economías regionales, en las cadenas de valor, que sean trascendentales para cada una de las provincias y regiones, es el camino".

"Debemos apostar a un modelo de desarrollo que sea sostenible, sustentable y que además sea inclusivo, es decir, que involucre a todos los sectores para que vayamos con el tiempo, minimizando las asimetrías que caracterizan al país, a la región y a la provincia", expresó. (Télam)