La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) anunció hoy que comenzó a evaluar para su posible autorización a un medicamento presentado esta semana por el laboratorio sueco-británico AstraZeneca, que logró reducir un 67 por ciento los casos graves o mortales de coronavirus.

Según informó el laboratorio el lunes, los ensayos demostraron que el fármaco AZD7442, una combinación de anticuerpos, reduce los síntomas graves y las muertes por Covid-19.

Hoy, la EMA, el organismo de regulación de los medicamentos europeo, adelantó que comenzará a examinar el cóctel de anticuerpos, también conocido como Evusheld.

"Se basa en resultados preliminares de estudios clínicos, que sugieren que el medicamento puede ayudar a proteger contra la enfermedad", afirmó la Agencia con sede en Ámsterdam.

De todos modos, el proceso podría demorar meses hasta llegar a la autorización, según señaló la agencia AFP.

Los anticuerpos monoclonales, como el de AstraZeneca, son versiones sintéticas de anticuerpos naturales y se administran a personas que ya se contagiaron el virus y tienen posibilidades de derivar en un estado grave de la enfermedad a causa de deficiencias del sistema inmunológico.

Click to enlarge
A fallback.

La diferencia con una vacuna es que ésta estimula al cuerpo a producir su propia respuesta inmune.

AstraZeneca ya consiguió la aprobación para su vacuna, una de las cuatro autorizadas por la EMA.

El ensayo del fármaco AZD7442 "produjo una reducción estadísticamente satisfactoria de casos graves de covid-19 o de muertes relacionadas con la enfermedad en comparación con un placebo en pacientes no hospitalizados con síntomas leves a moderados" de Covid-19, según AstraZeneca.

En el ensayo clínico participaron 903 personas, el 90% de las cuales eran pacientes con un alto riesgo de desarrollar formas graves de Covid-19.

El laboratorio farmacéutico suizo Roche presentó el lunes una demanda para comercializar en la Unión Europea su cóctel de anticuerpos sintéticos Ronapreve.

Además, la semana pasada la EMA anunció que en unos días podría comenzar a examinar una pastilla producida por el laboratorio estadounidense Merck, que también busca disminuir los caso graves de personas contagiadas